Alerta en Dresde al desactivar bomba de II Guerra Mundial | Europa al día | DW | 24.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Alerta en Dresde al desactivar bomba de II Guerra Mundial

La desactivación de una bomba de la Segunda Guerra Mundial en la ciudad alemana de Dresde, en el este del país, desató hoy una gran alerta debido a las complicaciones.

Tras iniciar una detonación controlada en la noche del miércoles, la bomba tan solo estalló parcialmente, lo que hizo temer a las autoridades que se pudiese producir a posteriori una nueva explosión. "En la actualidad el riesgo es verdaderamente alto y nos resulta imposible valorar la situación", señaló la Policía en su perfil de la red social Twitter.

"La situación es complicada y nuestros especialistas solo pueden acercarse una vez que ya no hay fuego y el área se ha enfriado", agregó.

La bomba fue descubierta este martes en una zona donde se estaban llevando a cabo obras. Para proceder a su detonación controlada, unas 9.000 personas fueron desalojadas de sus casas y pasar la noche en casa de familiares o en albergues habilitados por las autoridades. 

Además, por razones de seguridad, este jueves (24.05.2018) también se ha ordenado el cierre del espacio aéreo en Dresde y se han cancelado todos los vuelos que tenían previsto despegar o aterrizar en el aeropuerto de la ciudad.

Dresde quedó casi destruida en 1945

La detonación controlada de bombas es habitual en Alemania y también en Dresde, una urbe que en 1945 quedó prácticamente destruida por los bombardeos llevados a cabo por militares británicos y estadounidenses.

En 2012, la potente explosión de una bomba de la Segunda Guerra Mundial en Múnich provocó pequeños incendios en casas vecinas y la onda expansiva rompió ventanas y escaparates. Los desperfectos originados por este tipo de detonaciones no son cubiertos por los seguros, dado que las aseguradoras alemanas excluyen de sus pólizas daños causados por guerras.

Los expertos creen que en el país hay cerca de 250.000 bombas lanzadas por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial que por algún problema técnico no explotaron en su momento.

Miles de ellas se encuentran aún bajo tierra, algunas a metros de profundidad, otras muy cerca de la superficie. Estos artefactos se encuentran, sobre todo, en la cuenca del Ruhr y la zona del Bajo Rin, pero también en grandes ciudades como Berlín, Hamburgo o Hannover.

Únicamente en Berlín, las autoridades calculan que están enterradas unas 3.000 bombas, granadas y restos de municiones. Las bombas se descubren habitualmente durante trabajos de construcción, pero también al analizarse imágenes aéreas históricas. Los expertos creen que aún se seguirán detectando artefactos explosivos sin detonar durante décadas. (dpa).

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda