Alemania y la UE reaccionan ante invasión turca en norte de Siria | Política | DW | 14.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Alemania y la UE reaccionan ante invasión turca en norte de Siria

Alemania y la Unión Europea están pidiendo a Turquía que detenga la ofensiva militar en el norte de Siria, amenazando con parar las exportaciones de armamento y aplicar sanciones económicas.

El domingo pasado (13.10.2019), la canciller Angela Merkel habló por teléfono durante una hora con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, por petición del lado turco. Merkel exigió un "fin inmediato de la operación militar", y advirtió a Erdogan de que la ofensiva, a pesar de los legítimos intereses en materia de seguridad, podría conducir al desplazamiento de gran parte de la población local. Además, podría haber una desestabilización de la región y un resurgimiento de la milicia terrorista del Estado Islámico (EI).

El Ministro de Exteriores, Heiko Maas, decretó el fin de semana pasado que Alemania no suministraría más armamento a Turquía.

Compromiso endeble

Los partidos políticos de la oposición consideran que la medida del ministro es poco entusiasta, falsa y piden que el Gobierno actúe más decididamente. La líder de Los Verdes, Annalena Baerbock, criticó que las sanciones conciernen solo a entregas futuras y que tendrán poco impacto. Sevim Dagdelen, del partido "La izquierda", afirmó que se trata de un "compromiso endeble" por parte del Ministro de Asuntos Exteriores alemán. Ella habló de "juegos tácticos" del Gobierno.

De hecho, aproximadamente un tercio de las exportaciones de armas alemanas va a Turquía, socio de la OTAN. Un negocio rentable para la industria de armamento alemana: en 2018, exportaron armamento a Turquía por valor de 242,8 millones de euros. Solo en los primeros cuatro meses de 2019, 184,1 millones de euros. Este año, se ha tratado sobre todo de mercancía del "área marítima", es decir, armamento y material que no se pueden utilizar en la ofensiva siria, ya que se realiza por tierra y aire.

Un hombre y un bebé en un campamento de refugiados en Turquía.

Campamento de acogida de refugiados sirios en Islahiye, Turquía.

Diplomacia al estilo de la UE

El ministro de Relaciones Exteriores alemán explicó su punto de vista al comienzo de una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE en Luxemburgo este lunes (14.10.2019): "Es importante mantener el diálogo con Turquía (...) para poder influir en ellos", dijo Heiko Maas.

En Luxemburgo, todos los estados de la UE no lograron ponerse de acuerdo sobre un embargo de armas unánime, aunque al menos seis países europeos, Francia, Alemania, Finlandia, Holanda, Noruega y España, se han sumado al embargo de armas a Turquía.

Amenazando con el acuerdo sobre los refugiados

El gobierno alemán y la UE están luchando para tomar medidas enérgicas contra Turquía. El país es un socio comercial, miembro de la OTAN y un aliado importante en materia de refugiados. Turquía ha recibido alrededor de tres millones de refugiados desde el comienzo de la guerra civil en Siria, más que cualquier otro país del mundo. En un acuerdo sobre los refugiados, la Unión Europea prometió a Turquía unos seis mil millones de euros para que ese país apoye a los refugiados. El objetivo: evitar nuevos "flujos de refugiados" a Europa occidental. Pero el miedo en Europa es palpable. Un portavoz del Ministerio del Interior aseguró que las autoridades alemanas estaban preparadas de manera más "exhaustiva, efectiva y mejor que 2015".

El presidente Erdogan usa ahora este pacto contra los críticos de su operación militar en el norte de Siria. Dirigiéndose al gobierno alemán, este atacó recientemente a Alemania en un discurso: "¿Están de nuestro lado o del lado de la organización terrorista?". Y el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlüt Cavusoglu, amenazó durante una entrevista con Deutsche Welle, con permitir que millones de refugiados sirios de Turquía crucen la frontera hacia Europa: "Por supuesto, esta opción está sobre la mesa".

Kurdo-germanos protestando en Fráncfort el fin de semana pasado.

Kurdo-germanos protestando en Fráncfort el fin de semana pasado.

Miedo a la violencia turco-kurda en Alemania

La invasión militar del norte de Siria está causando gran preocupación por otra razón en Alemania. Esto se puede comprobar en las calles alemanas. Alrededor de tres millones de personas en Alemania tienen ascendencia turca o sus raíces están en Turquía. Muchos de ellos apoyan la invasión del presidente Erdogan. Esto choca contra los 1,2 millones de kurdos, que son bastante críticos con el gobierno turco y salen a las calles para protestar contra dicha ofensiva militar. Los expertos están de acuerdo en que la polarización aumentará y temen que la protesta pueda volverse violenta en Alemania.

(rmr/jov)  

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda