Alemania y EE.UU. resaltan ″visión común″ | El Mundo | DW | 31.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania y EE.UU. resaltan "visión común"

Ambos países superarán las diferencias causadas por el presunto espionaje de la NSA a políticos alemanes, entre ellos la canciller Angela Merkel. Así lo afirmó el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, en Berlín.

Ver el video 01:44

Steinmeier y Kerry, reunidos en Berlín

La primera visita a Alemania de un alto representante del gobierno estadounidense desde que estallara el escándalo de las supuestas escuchas a la canciller alemana, Angela Merkel, tenía un objetivo claro: reafirmar la amistad bilateral más allá del espionaje.

"Existen problemas pero tenemos una visión común y nos entendemos desde hace décadas", señaló el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

"Somos socios en el mundo. Superaremos las diferencias. Esto no dañará nuestras relaciones", aseguró bajo la atenta mirada de la canciller alemana, Angela Merkel, poco antes de mantener una reunión en la Cancillería en Berlín.

Abierta tensión

Las relaciones entre los dos países han sido tensas los últimos meses desde que saliera a la luz el espionaje masivo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos en suelo alemán, que alcanzó incluso al móvil de Merkel, algo que obligó al gobierno germano a mandar una delegación a Estados Unidos.

"No es ningún secreto que las relaciones entre los dos países han pasado por un periodo rudo", reconoció el político estadounidense poco antes en una rueda de prensa con su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, en el aeropuerto berlinés de Tegel.

Sin embargo, Estados Unidos quiere seguir contando con el apoyo de la mayor economía de Europa "de cara a los grandes desafíos mundiales", pero también en relación al Tratado de Libre Comercio que quiere firmar con la UE, un acuerdo, que en su opinión, "beneficiaría enormemente a los dos países".

Por su parte, Merkel consideró que la diferencia de opiniones en el escándalo del espionaje masivo de los servicios secretos estadounidenses no pone en duda las "buenas relaciones" entre los dos países, aunque reconoció que aún hay que limar diferencias.

Solución conjunta

"Hay que encontrar paso a paso una solución conjunta con Estados Unidos", afirmó. "Sin embargo, las diferencias serán tratadas de manera abierta", agregó.

Durante su visita a la capital alemana, Kerry no esclareció la cuestión abierta sobre si el gobierno de Barack Obama estaría dispuesto a firmar un acuerdo anti-espionaje. El gobierno alemán espera desde hace tiempo una respuesta de Washington, aunque tienen pocas esperanzas de poder lograrlo.

Poco antes de su encuentro con Kerry, Merkel se mantuvo reservada sobre sus expectativas por esta reunión, aunque aseguró que hablarían "sobre todas las cuestiones".

Durante meses, la líder cristianodemócrata tuvo que aguantar la presión tanto de la opinión pública como de su propio gobierno, que reclamaban una lucha más intensa por el derecho a la privacidad en suelo alemán. Sin embargo, los documentos filtrados por el informante Edward Snowden que apuntaban a que EEUU había pinchado su teléfono móvil durante año fue la gota que colmó el vaso.

Kerry también se reunió con su homóogo alemán, Frank-Walter Steinmeier.

Kerry también se reunió con su homóogo alemán, Frank-Walter Steinmeier.

El enojo de la mandataria alemana llevó al Obama a afirmar en la televisión pública alemana hace un par de semanas que mientras él sea presidente de los Estados Unidos "la canciller alemana no deberá preocuparse más por este problema".

Aliados importantes

Estas declaraciones no sirvieron para apaciguar a la mandataria, que criticó duramente esta semana en el Parlamento las técnicas empleadas por el gobierno estadounidense: "Una actuación que prioriza el fin a los medios y que hace todo aquello que es técnicamente posible viola la confianza y siembra la desconfianza. Al final no hay más seguridad, sino menos".

Pese a su enfado, la canciller sigue insistiendo en que Alemania "no puede imaginar un aliado mejor que Estados Unidos". Algo, que según destacó este viernes Kerry, parece ser recíproco.

"Estados Unidos da un gran valor a esta amistad. Es una amistad muy importante", aseguró.

Aún está por ver si esta gran consideración por la amistad con Alemania es suficiente para cumplir con las exigencias de Berlín de firmar un acuerdo anti-espionaje.

Tras su reunión en la Cancillería, el secretario de Estado norteamericano partió rumbo a la Conferencia de Seguridad de Múnich, donde está previsto que se reúna con el líder opositor ucraniano Vitali Klitschko.

Kerry se mostró muy preocupado por la situación en Ucrania y aseguró que la oposición de ese país tiene "todo" su apoyo y que Estados Unidos hará lo que esté en su mano para ayudarlo.

EL(dpa, efe)

Audios y videos sobre el tema

Publicidad