″Alemania tiene responsabilidad moral en Afrín″ | El Mundo | DW | 20.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

"Alemania tiene responsabilidad moral en Afrín"

Las tropas turcas han tomado Afrín y tanques de producción alemana son usados en la ciudad. Berlín debe abordar en la OTAN las acciones de Turquía, opina Omid Nouripour, del partido Los Verdes.

Deutsche Welle: Incluso el servicio científico del Parlamento alemán tiene considerables dudas de que la misión turca cumpla con el derecho internacional. ¿Por qué el Gobierno alemán no se pronuncia sobre el problema en Afrín?

Omid Nouripour: Para ser sincero, estoy asombrado. No puedo entender por qué Berlín no puede encontrar palabras claras sobre cómo actúa Turquía en Afrín. Especialmente si se tiene en cuenta que los tanques alemanes también se utilizan allí. No solo hay una responsabilidad política, sino también moral del Gobierno alemán. Y lo menos que podríamos hacer es decir que la ofensiva militar de Turquía y el asedio de Afrín son contrarios al derecho internacional.

Más información:

-Erdogan amenaza con extender operación contra kurdos a todo el norte de Siria y a Irak

-Ataques a mezquitas: ¿llega el conflicto turco-kurdo a suelo alemán?

Un aliado de la OTAN bombardea Afrín. ¿Es Alemania realmente impotente e incapaz de actuar frente a Turquía?

Berlín se ha vuelto un poco dependiente de Erdogan. En primer lugar, hemos sido chantajeados durante mucho tiempo sobre el tema de los refugiados, y eso ha continuado sin interrupciones hasta el día de hoy. En segundo, está el mejoramiento de la relación con Turquía: la liberación de Deniz Yücel fue una muy buena noticia. Pero no debemos dejarnos engañar por este deshielo de las relaciones. Ciertamente no significa un retorno al Estado de Derecho en Turquía. Muchos periodistas siguen encarcelados y el Gobierno alemán no puede ni debe ignorar eso. Debe plantear en los órganos de la OTAN el accionar de Turquía en Afrín, que es contrario al derecho internacional. La OTAN no se hace ningún favor a sí misma si no aborda en absoluto este conflicto masivo.

Omid Nouripour: el experto en política exterior del partido alemán Los Verdes.

Omid Nouripour: el experto en política exterior del partido alemán Los Verdes.

Pero, ¿qué es lo que le preocupa a la OTAN? ¿Que Turquía esté dirigiendo su atención a Rusia o hay preocupación por la institución de la OTAN en general porque Donald Trump también la critica?

Es obvio que las acciones de Donald Trump son muy inquietantes para muchas personas en la OTAN y no se atreven a hacer mucho. Pero el silencio no resuelve el problema. Las YPG (las Unidades de Protección Popular) son milicias cofinanciadas y coequipadas por Estados Unidos, miembro de la OTAN, para luchar contra el Estado Islámico. Al mismo tiempo, al controlar amplias zonas del norte de Siria, han impedido que Irán apoye por tierra al Hezbolá en el Líbano. Eso probablemente volverá a suceder ahora. Las suaves declaraciones de los norteamericanos sobre el asedio de Afrín son una declaración de derrota. Si alguna vez ha existido una política norteamericana sobre Siria, entonces ahora ha fracasado de manera aplastante.   

Los kurdos en Afrín se sienten abandonados, dijo el secretario general de la comunidad kurda de Alemania (KGD), Cahit Basar, pidiendo la mediación de Europa. Esto parece muy difícil, ¿verdad?

Realmente no soy amigo de las YPG. Están estrechamente vinculadas al PKK y, en parte, a una organización estalinista, pero entiendo a todos los kurdos que dicen que no es la primera vez que se sienten traicionados. Lo que estamos experimentando es un fuerte tema geopolítico y de alianzas, que parece más importante para Berlín que los derechos de los kurdos. A la gente le debemos decir al menos lo que está sucediendo: Turquía está violando masivamente el derecho internacional.

Alemania incluso entregó millones en equipo militar a Turquía hasta el 15 de enero. ¿Qué opina al respecto?

Esta fue una mentira sistemática y extremadamente dura del exministro de Asuntos Exteriores Gabriel, quien declaró públicamente que no hubo más entregas durante la ofensiva de Turquía y luego aprobó 20 licencias por un valor de 4,4 millones de euros. En cualquier país democrático del mundo, una mentira tan grande llevaría a la renuncia. Por la reciente recomposición del gobierno se pasó esto por agua tibia, pero lo que queda es un sabor amargo. Esto me lleva a no tener más confianza en este gobierno y no creo seriamente que aplicará una política restrictiva de exportación de armas. Sin embargo, se mantiene la esperanza de que el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, haga las cosas de forma diferente, aunque no haya hablado mucho de ello en Bruselas.

Parece que Turquía ya no cree en el derrocamiento del régimen de Damasco. ¿Se ha resignado también Alemania, se ha resignado Occidente a que Al Assad se quede en el poder?

Al Assad es el ganador del caos en Siria, eso está claro. Pero a los partidarios de Al Assad se les debería preguntar: ¿Creen seriamente que la paz y la reconciliación duraderas sean posible en Siria con un presidente que, para la gran mayoría de la población, es la figura simbólica de las ruinas de sus ciudades, de las bombas y de las misiones de armas químicas? Yo creo que no. Lo que seguirá ahora es el descanso en el cementerio. Pero no hay posibilidad de reconciliación. Y sin reconciliación, Siria no permanecerá en paz a largo plazo. Los países que sigan apoyando a Al Assad serán responsables de ello.

¿Qué espera en términos concretos de Alemania con respecto a Afrín?

El Gobierno alemán debe hacer que el accionar de Turquía en Afrín sea tematizado en el Consejo de Seguridad de la OTAN para que, al menos, pueda ser debatido allí y para que Turquía explique su accionar desproporcionado. Ankara no debe sentir que el mundo acepta tácitamente una violación del derecho internacional.

Omid Nouripour es el portavoz de política exterior de la facción de Los Verdes en el Parlamento alemán (Bundestag).

Autor: Diana Hodali (CT/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad