Alemania tiene miles de puestos de formación sin ocupar | Europa | DW | 07.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania tiene miles de puestos de formación sin ocupar

En la primera economía europea este año volverán a quedar sin cubrir miles de plazas de formación profesional. La hostelería, la gastronomía y el sector alimenticio serán nuevamente los más afectados por la falta de jóvenes, adelantan los expertos. Según datos del Instituto Federal de Formación Profesional (BIBB), en Alemania quedan libres generalmente muchas vacantes para aprendices en empresas hoteleras, restaurantes y negocios de fabricación y venta de productos alimenticios.

Y de seguir así, en el país faltarán en el futuro sobre todo carniceros, panaderos y cocineros. Las jóvenes generaciones de Alemania consideran poco atractivos esos sectores, sobre todo por las largas jornadas laborales y los bajos salarios. Por ello, la Federación Alemana de Sindicatos (DGB) llama a las empresas de esos sectores a mantener alto el nivel de educación de sus becarios y aprendices.

“La gente joven se queja de una formación deficiente, de un trato grosero y de vulneraciones de la Ley de protección jurídica del trabajo juvenil”, explica a dpa la vicepresidenta en funciones de la DGB, Elke Hannack. Según ella, no es nada raro que los jóvenes no quieran formarse en las empresas de esos sectores. “Si una empresa quiere ganarse a gente joven, tiene que ofrecer una buena formación y perspectivas de futuro razonables”, apunta.

La Asociación Hotelera de Alemania (Dehoga), por su parte, rechaza esas críticas y recalca que las empresas que no ofrecen una buena formación no reciben aprendices. Según su directora, Ingrid Hartges, los sindicatos “desacreditan al sector permanentemente”. “Tenemos que invertir más que nunca en la calidad de la formación”, subraya. En su opinión, es responsabilidad de las compañías del sector lograr que después del bachillerato, los jóvenes alemanes se decidan por una formación profesional y no por una carrera universitaria.

En 2015 el número de contratos de formación profesional para jóvenes en empresas alemanas se redujo en 552.000 respecto a 2014. Unas 41.000 vacantes quedaron sin cubrir en todo el país. El BIIB calcula que en el sector de la hostelería y gastronomía podrían haber quedado libres 5.000 plazas de formación profesional. En el sector de la fabricación de alimentos unas 4.500. Y para 2016 la cifra será aún mayor, según sus pronósticos. (dpa)

Publicidad