Alemania teme ola migratoria de médicos del Este de Europa | Economía | DW | 28.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania teme ola migratoria de médicos del Este de Europa

Más de un millón de trabajadores de nuevos estados de la Unión Europea se dirigirán a Alemania en busca de nuevas condiciones de vida a partir de este 1° de mayo cuando el país abra completamente sus fronteras.

default

Muchos pacientes europeos occidentales acuden al dentista en Polonia, donde los tratamientos son más baratos.

Sobre todo en círculos médicos alemanes hay una gran inquietud ante la llegada de médicos migrantes provenientes del Este. Tan sólo durante los primeros tres años tras el ingreso de Polonia en la UE, más de cinco mil médicos abandonaron el país atraídos por lucrativas ofertas provenientes de Gran Bretaña, Suecia, Suiza, Alemania y Austria, aunque en éstos últimos países tuvieron algunas limitaciones laborales. Pero estas restricciones serán suprimidas definitivamente el 1° de mayo.

Alemania también es muy atractiva para médicos provenientes de Bulgaria y Rumania, pero los ciudadanos de estos dos países tendrán que esperar todavía dos años antes de gozar total libertad de movimiento en el mercado laboral alemán, ya que en su caso se mantendrán las restricciones hasta el 2013.

Russischsprachige Nikolai-Apotheke in Köln - Khalil Mourad mit Kundin

En esta farmacia en Colonia se habla ruso.

Temores infundados

Sin embargo, para la Asociación de Médicos Polacos en Alemania, el temor ante una nueva ola migratoria es infundado. “No habrá grandes cambios porque ya trabajan en Alemania unos cinco mil médicos polacos”, afirma el presidente de dicha asociación, Bogdan Milek. Los sueldos en Polonia han mejorado, adicionalmente la crisis económica mundial empeoró las condiciones laborales en el extranjero.

En el caso búlgaro, los títulos de los médicos de esa nación son reconocidos en casi todos los países europeos occidentales. Según la Asociación de Médicos Búlgaros unos 500 médicos han abandonado el país, pero la tendencia aumenta y se debe a que en occidente un médico búlgaro gana diez veces más que si ejerciera en su patria. En la capital, Sofía, un médico con tres especialidades percibe alrededor de 370 euros al mes.

Sofia Bulgarien Flash

Calle en Sofía, capital de Bulgaria.

Corrupción en Bulgaria

Pero no sólo los bajos salarios sino la deficiente infraestructura y equipamiento médico en hospitales es lo que motiva a los facultativos a emigrar. Adicionalmente la corrupción impera en el sistema de salud búlgaro, de manera que muchos pacientes tienen que pagar ciertos medicamentos y servicios pese a contar con un seguro médico.

Las puertas hacia Europa están abiertas hace mucho y para los estudiantes ni siquiera es atractivo continuar sus estudios en Bulgaria. “Bajo estas condiciones no resulta motivante hacer aquí una especialidad”, afirma Nevjana Dragneva. Como ella, muchos jóvenes búlgaros buscan continuar sus estudios en el extranjero. Aunque no se percibe una falta de médicos en Bulgaria todavía, si hay escasez en ciertas especialidades, como anestesiología.

Rumania, la migración es mayor

En Rumania el sistema de salud es similar al de su vecina, pero la migración de médicos es mayor que la de Bulgaria y Polonia. Desde que el país ingresó en la UE en 2007, unos seis mil médicos, dentistas y farmacéuticos lo han abandonado. A esto se suma que los médicos rumanos son más escasos en proporción con la población, de manera que existen dos por cada mil habitantes.

“En Rumania no se invierte dinero en nuevas tecnologías y el proceso de modernización es más lento que en otros países. No se puede esperar que los médicos actúen como mártires cuando en cualquier otro país practicaría con los conocimientos del siglo XXI”, afirma Gheorghe Andrei Dan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Bucarest.

Autor: Blagorodna Grigorova/ Eva Usi

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda