Alemania solicita licencia para extraer recursos del Índico | Europa | DW | 28.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania solicita licencia para extraer recursos del Índico

Alemania ha solicitado una licencia para tener acceso exclusivo a las materias primas de gran valor ocultas en las aguas abisales en una superficie de cerca de 10.000 kilómetros cuadrados del océano Índico, informó este sábado (28.12.2013) el Instituto Federal de Geociencias y Materias Primas (BGR) de Alemania.

La licencia solicitada por el Ministerio de Energía alemán cuesta 361.000 euros y asegura a Alemania el acceso exclusivo durante al menos 15 años a un fondo marino situado al sureste de Madagascar. El Organismo Internacional de los Fondos Marinos (ISA) es el encargado de conceder las licencias.

Un grupo de científicos del BGR fue por tercera vez al sureste de Madagascar entre el 22 de octubre y el 21 de diciembre a bordo del barco de investigación “Sonne” (Sol) para explorar un depósito de sulfuro polimetálico vinculado a un campo hidrotérmico. Los sulfuros analizados contenían junto a un elevado porcentaje de metales no ferrosos también oro y plata, así como diferentes oligoelementos. Una gran parte de estos elementos se emplean en la fabricación de computadoras, móviles, televisores o centrales eólicas.

Impulso al desarrollo

“Los sulfuros polimetálicos podrían jugar un papel importante en un futuro en el suministro de materias primas de Alemania”, informó el BGR. Hasta el momento no existe ninguna mina submarina en todo el mundo. Sin embargo, un gran número de países y empresas privadas se preparan para ello. Alemania tiene ya una licencia de exploración para el Pacífico.

“El objetivo es un acceso político seguro a determinadas materias primas”, declaró el director del departamento de exploración de materias primas del BGR, Christian Reichert. “Además, se trata de dar un impulso al desarrollo y la tecnología alemana”, agregó. En la expedición del barco “Sonne” participaron también expertos de la Universidad de Kiel, del Centro alemán para la Investigación de la Biodiversidad Marina, así como investigadores canadienses. (dpa)

Publicidad