Alemania se queda corta de botellas de vino | Economía | DW | 22.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania se queda corta de botellas de vino

La Coca-Cola y las cosechas de vino son, sin duda, dos cosas completamente diferentes. Pero en Alemania, se mezclan a la hora de explicar una escasez sin precedentes de vidrio para las botellas de vino.

Oliver Schell es propietario de una bodega en la región alemana de Ahr. La semana pasada quiso empezar a llenar sus primeras botellas con vino de la cosecha 2018. Lamentablemente, descubrió que las botellas de tipo flauta -las botellas con cuello largo y delgado que normalmente utiliza para su vino- ya no estaban disponibles. Tuvo que conformarse con otras botellas más cortas.

De todos modos, el bodeguero no pudo encontrar reemplazo para todas las botellas que necesitaba. "Tenemos el vino listo, pero no lo podemos llevar a nuestros clientes", dice Schell. En los 10 años que lleva en el negocio del vino, nunca antes se había enfrentado a ese problema.

Para muchos bodegueros en Alemania, ahora es el momento de poner el vino en botella. Pero los fabricantes de vidrio no pueden producir suficientes botellas, dice Andreas Köhl, portavoz de la Asociación de Agricultores y Viticultores de Renania-Palatinado. "Especialmente las botellas verdes de 1 litro son escasas, así como las de vino blanco y rosado." Sólo en Renania-Palatinado hay 4.900 bodegas que embotellan vino.

En 2018, la producción de vino aumentó casi un 20 por ciento en toda Europa.

En 2018, la producción de vino aumentó casi un 20 por ciento en toda Europa.

El año pasado fue un año muy bueno para los bodegueros, no sólo en Alemania: La producción de vino aumentó casi un 20 por ciento en toda Europa. El año pasado se cosechó un 14 por ciento más de uva en Italia y un 17 por ciento más en Francia, según Ernst Büscher, del Instituto Alemán del Vino. "Son entre de 20 a 27 millones de hectáreas más que en 2017. Así que hay una mayor demanda de botellas de vino en toda Europa".

Normalmente, los productores de vino alemanes podrían importar botellas de otros países europeos. Pero no este año.

Capacidades insuficientes

"El bodeguero quiere una botella de un determinado color, con un cierto peso, de corcho o de taparrosca, lo que sea. Y si ahora esta forma ya no la ofrece el fabricante de vidrio A, entonces no puedo asumir necesariamente que la ofrezca el fabricante de vidrio B", dice Ralf Striegnitz, de del proveedor alemán de botellas "Reis".

"La producción en una fábrica de vidrio es muy rígida. Funciona durante todo el año en modo 24/7. Cuando hay una demanda adicional considerable, no se puede simplemente aumentar las horas de trabajo, porque no es posible trabajar más", explica Nikolaus Wiegand, director del fabricante de vidrio Wiegand-Glas.

Este año el fabricante ha recibido más pedidos de los habituales, pero no ha podido satisfacer a todos. Sus fábricas de vidrio no pueden producir más de 2.800 millones de botellas al año.

Tendencia del plástico hacia el vidrio

La demanda de productos de vidrio ha aumentado considerablemente en los últimos años, dice Striegnitz, no solo para las botellas de vino, sino también para las botellas de alcohol y tarros. "Los consumidores se interesan más por el medio ambiente y se alejan de los envases de plástico", dice.

Y luego existe otra razón para el aumento de la demanda: los pedidos de una gran compañía de refrescos.

Coca-Cola necesita entre 50.000 y 60.000 botellas por hora.

Coca-Cola necesita entre 50.000 y 60.000 botellas por hora.

"El mayor problema es que un gran productor de refrescos pasa de las botellas de plástico a las de vidrio y, por lo tanto, necesita grandes cantidades de botellas de vidrio", dice Büscher. "Así que los productores de vidrio no tienen capacidad de reserva para fabricar botellas de vino", añade.

Striegnitz confirmó que un gran fabricante de refrescos de la zona de Mannheim, en Alemania, cambió de las botellas de plástico al vidrio. "Se trata de millones de botellas. Necesitan entre 50.000 y 60.000 botellas por hora". Esa empresa se llama Coca-Cola.

Un portavoz de Coca-Cola Alemania confirmó que habían iniciado una gran campaña publicitaria de botellas tradicionales de Coca-Cola y que además venderían botellas de vidrio de 1 litro de Coca-Cola. "Hay una tendencia a producir más botellas de vidrio, pero nuestro objetivo es dar a los consumidores la posibilidad de elegir entre botellas de plástico o de vidrio".

"A la máquina conformadora de vidrio no le importa si el producto final es una botella de Coca-Cola, una botella de vino o una de cerveza. Al fin y al cabo, solo se trata de una forma o color de botella diferente; la máquina puede hacerlo todo", dice el fabricante Wiegand.

(gg/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda