Alemania reporta inesperado superávit | Economía alemana | DW | 23.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía alemana

Alemania reporta inesperado superávit

La bonanza en el mercado laboral deparó a Alemania un superávit presupuestario del 0,6 por ciento del producto interior bruto (PIB) en el primer semestre del año, informó la Oficina Federal de Estadísticas.

Fábrica constructora de molinos de viento en Rostock, Alemania.

Fábrica constructora de molinos de viento en Rostock, Alemania.

Los presupuestos federales, regionales, comunales y la seguridad social se beneficiaron de la buena situación en el mercado de trabajo y de un desarrollo económico estable y cerraron el semestre con un excedente de 8.500 millones de euros (113.400 millones de dólares).

Los 16 estados federados arrojaron un superávit de 1.200 millones de euros, mientras que el Estado federal registró un déficit que se redujo en casi 6.000 millones de euros respecto al año pasado para quedar en los 2.200 millones de euros.

Ver el video 01:01
Now live
01:01 minutos

Alemania nada en la abundancia

El excedente de los municipios aumentó en 1.000 millones a 5.300 millones de euros, al tiempo que el superávit de la seguridad social cedió de 11.800 a 4.300 millones de euros. Los expertos estadísticos atribuyeron esta merma a la rebaja de las cotizaciones a las cajas de pensionados y la supresión de subvenciones.

Teniendo en cuenta las cifras del primer semestre es probable que Alemania quede muy por debajo del tope de 3,0 por ciento de déficit público estipulado por el Pacto Europeo de Estabilidad. El año pasado, la mayor economía de Europa registró un superávit de 0,2 por ciento, el primero desde 2007.

El consumo internó impulsa la recuperación

La economía alemana se reactivó con vigor en el 2° trimestre de 2013, gracias al fuerte aumento del consumo y de las inversiones, especialmente en el sector de la construcción.

Según la Oficina Federal de Estadísticas, tras un semestre invernal débil, el producto interior bruto (PIB) de Alemania creció un 0,7 por ciento, señalan las cifras oficiales, que confirman los pronósticos preliminares dados a conocer días atrás.

Principales motores del crecimiento fueron los gastos de consumo de particulares y del Estado, que se incrementaron en 0,5 por ciento y 0,6 por ciento, respectivamente. Por primera vez en mucho tiempo volvieron a crecer con fuerza las inversiones. Los gastos en equipos, maquinaria y vehículos treparon un 0,9 por ciento respecto al trimestre anterior.

Mejor trimestre del año, hasta ahora

Las inversiones en el sector de la construcción, tras un invierno muy riguroso, se dispararon un 2,6 por ciento. El comercio exterior, uno de los pilares de la mayor economía de Europa, contribuyó solamente con un aumento de 0,2 por ciento a consecuencia de la recesión en la eurozona y la incertidumbre en la economía global.

La recuperación de este trimestre fue la más pronunciada desde principios de 2012 y superó las expectativas de los analistas, que pronosticaban una expansión de 0,6 por ciento respecto al primer trimestre. Respecto al mismo periodo de 2012 el incremento fue de 0,9 por ciento.

La Oficina de Estadística corrigió la evolución de la economía en el semestre de invierno (boreal). Según las cifras revisadas, el PIB alemán tuvo un crecimiento nulo en el primer trimestre del año y no un crecimiento mínimo del 0,1 por ciento, y se contrajo un 0,5 y no un 0,7 por ciento en el último trimestre de 2012.

JOV /ER (dpa, dlf)

Audios y videos sobre el tema