Alemania repatriará a refugiados a Grecia, país por donde entraron a UE | Alemania | DW | 07.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania repatriará a refugiados a Grecia, país por donde entraron a UE

Con la anuencia de Atenas, Berlín regresará a los refugiados que hayan llegado después de marzo de 2017 desde Grecia. Según el Acuerdo de Dublín, el primer país al que llega el solictante, debe gestionar su petición.

Dos niños refugiados pueden jugar ahora, gracias a la iniciativa African Tide, en Dortmund.

Dos niños refugiados pueden jugar ahora, gracias a la iniciativa "African Tide", en Dortmund.

El Acuerdo, convención, o sistema de Dublín es una ley de la Unión Europa para  racionalizar los procesos de postulación de solicitantes de asilo, de acuerdo a la Convención de Ginebra. Dicho acuerdo busca clarificar cuál estado miembro es responsable por un postulante particular, y asegurar que al menos un estado miembro tramite la postulación. Usualmente éste es el estado miembro en donde el postulante ingresó por primera vez a la Unión Europea. En vigencia desde 2003, ha sido reformado varias veces.

El ministro griego de Migración, Yannis Muzalas, confirmó a la televisión pública alemana ARD que las autoridades de ambos países están preparando estas operaciones, suspendidas desde 2011 en atención a la situación en Grecia.

Atenas ha dado su autorización ahora a estas expulsiones, confirmó Muzalas al programa "Report Mainz", que se emite mañana, martes. Los afectados por esa norma serán refugiados que salieron de Grecia en dirección a otros países del bloque comunitario desde marzo de 2017.

La regla de Dublin no se aplicaba desde 2011, por falta de posibilidades reales de llevarla a cabo entonces por Grecia, país por el que además entró en territorio de la UE la gran mayoría de los peticionarios de asilo con la crisis migratoria de 2015.

15.000 peticionarios de asilo, por mes

Según el mencionado programa, el Ministerio de Interior alemán ha tramitado 302 peticiones de expulsión hacia Grecia. El ministro Muzalas aceptó que ha habido "presiones desde países de la UE" para que vuelva a admitir expulsiones en dirección a su territorio y afirma que su país ha aprobado que se proceda a un "pequeño número" de estas operaciones, procedentes de Alemania y otros países.

Alemania recibió desde entonces 1,3 millones de peticionarios de asilo, principalmente a través de la ruta de los Balcanes y a lo largo de ese primer año, 2015. Con el cierre de fronteras en esa vía y el acuerdo entre Turquía y la UE en materia de refugiados el flujo ha ido descendiendo notablemente.

Grecia e Italia llevan la carga más pesada

En los últimos meses, Alemania ha seguido recibiendo una media de 15.000 peticionarios mensuales, pero en junio seguían pendientes de evaluación y resolución unos 165.000 expedientes acumulados.

Uno de los principales objetivos del Acuerdo de Dublin es prevenir que un postulante presente solicitudes de asilo en varios estados miembros a la vez. Asimismo, busca reducir el número de solicitantes de asilo "orbitantes", los que son movidos de un estado miembro a otro.

Puesto que el país donde arriba por primera vez una persona es el responsable por el trámite del asilo, el sistema ha puesto una presión excesiva en las áreas limítrofes, donde los estados son a menudo menos capaces de ofrecer a los solicitantes de asilo apoyo y protección. Este es el caso de Grecia e Italia, en especial.

Actualmente, aquellos que han sido transferidos bajo la regulación de Dublín II no son siempre capaces de acceder a un procedimiento de asilo, lo que pone en riesgo a los solicitantes de ser devueltos a la persecución de la cual huyen.

JOV (efe, diewelt)

DW recomienda

Publicidad