Alemania redujo a uno por ciento su déficit público en 2011 | Economía | DW | 24.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania redujo a uno por ciento su déficit público en 2011

La primera economía europea cumplió por primera vez desde 2008 los criterios del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.

El déficit público de Alemania cayó al 1 por ciento en 2011, informó hoy la Oficina de Estadísticas en Wiesbaden.

La locomotora europea cumplió así por primera vez desde 2008 con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE), que establece un tope de déficit público en el 3 por ciento, tras violarlo en 2009 (3,2 por ciento) y en 2010 (4,3 por ciento).

La confirmación de la mejora en las cuentas públicas vuelve a distanciar a Alemania de sus socios europeos, muchos de los cuales están lanzando paquetes de austeridad para recortar sus niveles de déficit y deuda.

El déficit del Estado alemán llegó el año pasado a los 25.800 millones de euros (34.488 millones de dólares), casi mil millones menos de lo que se esperaba. En su estimación de enero, la Oficina de Estadísticas pronosticó un déficit de 26.700 millones de euros.

En 2010, el déficit de los organismos públicos alemanes cuatriplicó al del año pasado y llegó hasta los 105.860 millones de euros.

Por otro lado, la Oficina de Estadísticas confirmó la ligera caída de la economía alemana a finales de 2011: en el último trimestre del año, el Producto Interior Bruto germano retrocedió un 0,2 por ciento respecto al trimestre anterior.

Se debilita la exportación

El frenazo de la economía fue consecuencia de unas débiles exportaciones y del retroceso del consumo privado. Sin embargo, aumentaron las inversiones del Estado y del sector de la construcción. En el conjunto del año, el PIB alemán creció un 3,0 por ciento.

"La economía alemana sufrió un ligero revés hacia fin de 2011", señalaron los estadísticos. La contracción del último trimestre fue la primera desde la recesión en 2009.

Los expertos atribuyeron el frenazo sobre todo a una caída del comercio exterior debido a los problemas en los países del euro, principal destino de las exportaciones alemanas. También el consumo privado cayó ligeramente, mientras que el Estado aumentó sus gastos.

Por el contrario, la economía registró un impulso con la inversión en construcción. La inversión en maquinaria y el sector automotor se estancó en cifras del tercer trimestre.

Aun así, en las últimas semanas se acumularon las señales de que Alemania superó el parón de fines de 2011 y arrancó el nuevo año en la senda del crecimiento.

"La perspectiva de la economía alemana mejoró claramente", apuntó el banco central, el Bundesbank, en su boletín mensual difundido el lunes.

"En el primer trimestre de 2012, factores externos seguirán pesando sobre la producción. Pero a partir del segundo, factores cíclicos positivos retomarán la delantera".

También la confianza empresarial subió más de lo previsto en febrero y alcanzó un máximo en los últimos siete meses, según el índice elaborado por el instituto Ifo y publicado el miércoles.

DPA

Editor: Enrique López

Ver el video 00:50
Now live
00:50 minutos

Alemania: sólido crecimiento. (24.02.2012)

Audios y videos sobre el tema