Alemania recuerda la Operación Valkiria | Alemania | DW | 20.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania recuerda la Operación Valkiria

Diversos actos oficiales recuerdan el atentado frustrado contra Hitler el 20 de julio de 1944, hace hoy setenta años. El presidente Joachin Gauk considera "un ejemplo" la resistencia contra el dictador alemán.

El gobierno alemán recordó hoy en Berlín el 70 aniversario del fallido atentado contra el dictador Adolf Hitler, protagonizado por el conde Claus von Stauffenberg el 20 de julio de 1944. Para el presidente federal de Alemania, Joachim Gauck, la resistencia contra el dictador Adolf Hitler es un "ejemplo" para la lucha en defensa de los derechos humanos, la libertad y la democracia.

"El 20 de julio (..) nos recuerda lo que queremos y podemos: permanecer valientes a favor de nuestros valores. No convertirnos en cómplices cuando otros cometen injusticias", aseguró hoy Gauck en un acto conmemorativo celebrado en el Bendlerblock de Berlín, cuartel en el que Stauffenberg planeó el atentado y en cuyo patio fue fusilado junto a otros tres militares cómplices, horas después de descubrirse la conspiración.

"Somos responsables de la libertad que tenemos y que queremos mantener a toda costa", agregó el jefe del Estado alemán al mismo tiempo que señaló la importancia de recordar la enseñanza de esos días: "Tenemos la elección de poder elegir entre hacer algo o permanecer inactivos, entre hablar o callar".

Gauck bei Gedenkveranstaltung zum 20. Juli

El presidente federal alemán Joachin Gauck deposita una ofrenda floral en el lugar donde fueron fusilados los conspiradores contra Hitler.

Ofrenda floral

Tras el acto, Gauck -acompañado del inspector general del Ejército alemán, Volker Wieker- depositó una corona de flores en el patio del edificio conocido como Bendlerblock, lugar en el que entre 1933 y 1945 los nazis ejecutaron a más de 2.500 personas y donde se desarrolló el plan de la Operación Valquiria, llamada así por las diosas de la milotogía germánica que sobrevolaban en cabalgata el campo de batalla eligiendo qué héroes eran elegidos para una muerte gloriosa. En ese mismo lugar es donde fueron ejecutados Von Stauffenberg y otros conspiradores.

Von Stauffenberg tenía 36 años cuando perpetró el atentado. Su idea era tomar el poder mediante un planeado golpe de Estado después de matar a Hitler con una bomba que él mismo pondría y negociar con los aliados el final de la guerra, con el fin de evitar más destrucción y la pérdida de más vidas humanas.

Como jefe del Ejército de la reserva tenía acceso directo a Adolf Hitler. El día del atentado, Von Stauffenberg acudió al cuartel general del Führer con una bomba oculta en su portafolios, que colocó muy cerca de Hitler en una sala de reuniones. Aunque su objetivo era matar al dictador, sólo le causó heridas leves y el intento le acabó costando la vida a él y a todos los conspiradores.

El hijo de Stauffenberg

Berthold Schenk von Stauffenberg tenía entonces 10 años y se convirtió, de repente, en "hijo de un traidor". En el marco del proyecto histórico "Memoria de la Nación", el hijo mayor del coronel rememora hoy, en varios vídeos colgados en internet por el Ministerio alemán de Defensa, el momento en el que escuchó en la radio que se había registrado "un atentado contra el Führer", y el silencio de los mayores.

Los cuatro hijos de Stauffenberg, que un giro del destino evitó que acabaran en el campo de concentración de Buchenwald, fueron separados de la madre e ingresaron en un orfanato, donde se les cambió de apellido. Con sinceridad, recuerda su total incomprensión del acto cometido por su padre cuando la madre, embarazada, le confesó: "Fue papá; creía que debía hacerlo por Alemania".

LGC (dpa / EFE)

Publicidad