Alemania recuerda a las víctimas de plenos poderes de Hitler | Europa | DW | 22.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania recuerda a las víctimas de plenos poderes de Hitler

El Bundestag (Cámara Baja) guardó un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de la dictadura nacionalsocialista de Adolf Hitler con motivo del 80 aniversario de la aprobación de la ley "Ermächtigungsgesetz", que dio plenos poderes a Hitler el 23 de marzo de 1933. "Nos inclinamos ante las víctimas", declaró el presidente del Bundestag alemán, Norbert Lammert. "Hace 80 años se aprobó la ley que allanó el caminó hacia un terror sin precedentes", indicó. "El 23 de marzo se alza como el día de la destrucción deliberada de la democracia", agregó.

A las 19:52 de ese fatídico día, la democracia recibió su golpe mortal. Un total de 441 diputados votaron a favor de una ley que dio luz verde a la dictadura de Hitler. El incendio en el Reichstag (edificio que alberga al Bundestag) el 27 de febrero de 1933, cuyo origen aún se desconoce hoy en día, fue la baza que uso Adolf Hitler, el recién elegido canciller alemán de un gobierno en minoría, para sacar adelante su proyecto de ley. Bajo la acusación de que el incendio había sido provocado por los comunistas y ante el miedo de una revolución de los mismos, los diputados dieron su voto a favor de la propuesta de Hitler. El texto contenía sólo cinco artículos, entre los que destacaba el número uno: "Las leyes del Reich pueden también ser emitidas por el gobierno del Reich", que daba "de facto" pleno poder a Hitler. "Ahora también somos a nivel constitucional, los señores del Reich", escribió el ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels, en su diario.

Por su parte, el presidente federal de Alemania, Joachim Gauck, recordará este domingo junto con su homólogo italiano, Giorgio Napolitano, las víctimas de la dictadura nacionalsocialista en la Toscana. Los dos jefes de Estado visitarán el pequeño pueblo montañoso de Sant'Anna di Stazzema en la provincia de Lucca, donde el 12 de agosto de 1944 las tropas nazis destruyeron en pocas horas todas las casas del pueblo y mataron a entre 400 o 500 personas. Es la primera vez que un presidente federal alemán visita el lugar de la masacre. La primera vez que un político alemán acudió a un homenaje en esa localidad fue en el 60º aniversario de la masacre en 2004, cuando el entonces ministro del Interior alemán Otto Schily visitó la zona (dpa).

Publicidad