Alemania o Noruega: ¿Quién es el campeón del reciclaje? | Ecología | DW | 03.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Alemania o Noruega: ¿Quién es el campeón del reciclaje?

El sistema noruego de reciclado de botellas de plástico es aplaudido en las redes sociales. ¿Cómo funciona? Y ¿cuál es la estrategia de Alemania para proteger el medio ambiente en este aspecto?

A fines de 2017, un estudio de la consultora ambiental británica Eunomia calificó a Alemania como el mejor país en cuanto a reciclado. Según dicha investigación, un 56 por ciento de todos los desechos domésticos alemanes son reutilizados. Pero, desde entonces, varios informes de prensa dan la impresión de que Noruega va a la cabeza en la materia.

Informes que circularon por Internet, entre ellos uno del periódico The Guardian, llamaron la atención. Indicaban que Noruega recicla el 95 por ciento de las botellas de tereftalato de polietileno (PET). "Noruega está muy orgullosa de su sistema de depósito por botellas”, dijo a DW Peter Sundt, secretario general de la Asociación Europea de Organizaciones de Recuperación y Reciclaje de Plásticos.

El modelo noruego

El principio es simple. En ese país, todos los fabricantes de envases de bebidas deben pagar altos impuestos por esos productos. Sin embargo, las empresas reciben rebajas impositivas dependiendo de cuántos envases son recolectados a nivel nacional. Si la cuota supera el 95 por ciento, quedan incluso exentas de impuestos. Eso brinda a las empresas el aliciente necesario para que mantengan en marcha el sistema en todo el país.

Quien devuelve en Noruega una botella PET en cualquier máquina, recibe de vuelta el dinero que dejó en depósito al adquirir la bebida, al igual que en Alemania.

PET-Flakes und Regranulat (Starlinger & Co GmbH)

De las botellas se obtiene valiosa materia prima.

"Se recolectan así materiales de valor”, dice Frank Welle, del Instituto Fraunhofer  de Técnicas de Procesamiento y Envases. El granulado de PET y, por ende, las botellas de tereftalato de polietileno, se han convertido en una materia prima codiciada.

Peter Sundt señala que la cuota del 95 atribuida a Noruega no se refiere en realidad al porcentaje de reciclado, sino a la cuota de recolección. Eso incluye todo lo que no va a parar al suelo o al mar. También las botellas que se incineran con otros restos de basura.

¿Qué porcentaje de las botellas de PET se recicla realmente? Sundt no lo sabe a ciencia cierta. "Calculo que se recicla entre un 80 y un 90 por ciento, y eso también es mucho”, señala.

El modelo alemán

De acuerdo con un informe de la Sociedad de Estudios de Mercado de Envases, en Alemania se recicló en 2015 un 93,5 por ciento del total de botellas de PET.  En el caso de las botellas por las que se deja un depósito, la cantidad llegó incluso al 97,9 por ciento.

Ballen aus gepressten PET-Flaschen (Starlinger & Co GmbH)

Botellas de PET prensadas: lo principal es que no terminen contaminando suelos y mares.

El sistema alemán funciona en forma similar al noruego, solo que no se aplica un impuesto a los envases de bebidas. En lugar de eso, se estableció la obligatoriedad de dejar un depósito por botellas y latas. Para incentivar a las empresas a recolectar los envases, se determinó que el material pertenece a aquel que los recibe. Entretanto, las cadenas de supermercados han comprendido que se puede ganar mucho dinero con el negocio del PET.

Quien crea que cada botella recolectada se convierte en una nueva, se equivoca. Una botella de PT nueva contiene como máximo un 28 de material reciclado. Técnicamente no se puede obtener un plástico transparente con un porcentaje mayor.

Por eso, una botella de PET sigue estando constituida en un 70 por ciento de plástico elaborado de petróleo crudo, cosa que lamentan los ambientalistas.

Brigitte Osterath (ER/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad