Alemania invierte en seguridad en Afganistán | Política | DW | 21.08.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Alemania invierte en seguridad en Afganistán

Alemania no quiere abandonar a los afganos a la merced de los talibanes. Este es el mensaje del ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, en su visita a Afganistán.

Soldados alemanes desarrollan en Afganistán tareas de reconstrucción.

Soldados alemanes desarrollan en Afganistán tareas de reconstrucción.

“El pueblo afgano se merece que los esfuerzos por ayudarlo no decaigan”, dijo Steinmeier tras el encuentro con Karsai en Kabul, la capital.

Karsai describió la actual situación de seguridad en Afganistán como “muy seria”, debido al refortalecimiento de las radicales milicias islamistas de talibanes. Una de las razones para la “resurrección” de dichos grupos extremistas es la aún deficiente estructuración de las fuerzas oficiales de seguridad en Afganistán.

Seguridad es buena inversión

Alemania juega un papel importante en la educación y preparación de los nuevos policías afganos. Una tarea que Steinmeier destacó y calificó como una “misión a largo plazo”, pues “todo lo que se haga para mejorar la deteriorada situación de seguridad es dinero bien invertido”, acotó el diplomático alemán durante una visita de la Academia de Policía de Kabul, sin ocultar su admiración por el alto nivel de los agentes y funcionarios que hasta ahora han absuelto los cursos impartidos por oficiales alemanes.

En efecto, Afganistán es ahora más inseguro que hace un año, como experimentó la delegación alemana. Un desarrollo que tiene que ser observado cuidadosamente, según Steinmeier. Alemania coordina la formación de las nuevas Fuerzas Policiales y de Fronteras en Afganistán.

Bundeswehr en el norte de Afganistán

Este martes 22 de agosto el ministro Steinmeier visita los centros de operaciones de los soldados alemanes estacionados en Masar-i-Scharif y Kundus. El Bundeswehr, el ejército alemán, asumió en junio pasado el comando de las tropas ISAF emplazadas en el norte de Afganistán.

En Alemania, el Bundestag, el parlamento alemán debatirá en este mes de octubre sobre la prolongación de la presencia de los soldados alemanes en Afganistán. Una decisión que Steinmeier ve con optimismo a favor de Afganistán.

Sangriento pasado, sangriento presente

Este país sufre actualmente una de las más horribles olas de violencia desde el derrocamiento de la dictadura talibán hace poco menos de 5 años. A diario hay enfrentamientos sangrientos entre las milicias talibanes, los carteles de la heroína, las tropas de paz ISAF y las tropas de la Coalición bajo mando estadounidense.

Cada vez hay más atentados suicidas. Sólo en lo que va corrido de 2006 han fallecido unas 1.800 personas víctimas de la violencia terrorista, entre ellas 80 soldados extranjeros. El sur y Este del país son consideradas las zonas más peligrosas. Los cerca de 2.850 efectivos germanos desarrollan sus labores de vigilancia y reconstrucción en regiones norteñas.

DW recomienda