Alemania garantiza depósitos privados | Economía | DW | 05.10.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania garantiza depósitos privados

El gobierno alemán anunció que garantizará todas las cuentas de ahorro de particulares ante la alarma existente en el país por la amenaza de quiebra del segundo banco hipotecario alemán, el Hypo Real Estate (HRE).

default

Quieren tranquilizar al mercado.

"Le decimos a todos los poseedores de cuentas de ahorro que tienen sus depósitos seguros", fueron las palabras de la canciller alemana, Angela Merkel, al comienzo de la primera reunión de la coalición de gobierno tras la pausa veraniega.

Previsto estaba tratar en esa sesión otras cuestiones, pero el efecto dominó creado por la crisis financiera internacional hace concentrarse al gobierno de Merkel en medidas que aseguren la calma de los cuenta habientes germanos. Por lo visto Alemania ha decidido seguir el ejemplo de Irlanda, que ofreció el fin de semana pasado garantía estatal a la totalidad de los depósitos privados.

"Los cuenta habientes no tienen que temer perder ni un sólo euro de sus ahorros", dijo el ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrück. Por su parte el portavoz del ministerio de Finanzas, Torsten Albig, señaló que la garantía estatal ofrecerá seguridad absoluta a los clientes privados.

Hasta ahora Alemania garantizaba para el caso de la quiebra de un banco, el 90 por ciento de los depósitos bancarios hasta un máximo de 20.000 euros. Para el diez por ciento restante, y toda suma superior a los 20.000 euros, entra a funcionar un fondo de garantías voluntario en el que participa la banca privada y que cubre todos los depósitos hasta un máximo del 30 por ciento de los recursos propios del banco. Aunque en situaciones normales este fondo constituye una garantía de prácticamente el cien por de los ahorros, en situaciones de crisis como la actual estos recursos pueden resultar insuficientes.

Mantener la calma

En la "mini-cumbre" celebrada ayer en París entre los líderes de los países europeos del G8, Merkel todavía había manifestado su pesar por el paso en solitario de Irlanda, pues con su medida Dublín había provocado la fuga de capital británico hacia esa isla.

La escalada de la crisis del Hypo Real Estate, sin embargo, la llevó a cambiar de rumbo y poner el acento en tranquilizar a los ahorradores.

El ministro de Finanzas Steinbrück explicó que la medida tomada busca tranquilizar la situación para que no se produzcan reacciones que serían desproporcionadas y harían más difícil todavía la solución y prevención de crisis.

La canciller por su parte indicó que su Gobierno está determinado a impedir que la crisis del banco hipotecario alemán Hypo Real Estate contagie a todo el sistema financiero. Merkel aseguró que su Ejecutivo está trabajando a toda presión en un nuevo plan de rescate para el citado banco.

"El mensaje del Gobierno es que no permitiremos que la crisis de un instituto financiero ponga en peligro todo el sistema", señaló.

DW recomienda