Alemania firma tratado de control de armas | El Mundo | DW | 03.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania firma tratado de control de armas

Alemania se cuenta entre los primeros países en firmar el nuevo tratado para regular el comercio de armamento, que entrará en vigor cuando lo hayan ratificado por lo menos 50 Estados miembros de la ONU.

El Tratado de Comercio de Armas (ATT, por sus siglas en inglés) se propone establecer por primera vez estándares mínimos para la exportación de armamento en el mundo entero. El volumen de dicho comercio supera los 50.000 millones de euros anuales a nivel mundial. Alemania se cuenta entre los primeros países en suscribir este tratado que el ministro germano federal de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, calificó de “histórico“. El documento ha de ser ratificado en Alemania antes de las elecciones generales que tendrán lugar en septiembre.

La aprobación de primer tratado internacional sobre regulación del comercio de armamento fue realmente una decisión histórica de la Asamblea General de la ONU. El ATT someterá a estrictas reglas la venta de todo tipo de armas convencionales, desde pistolas hasta tanques. Casi siete años de negociaciones requirió el acuerdo, que previamente había fracasado en dos ocasiones en la recta final, debido a la resistencia de países como Corea del Norte, Siria e Irán, y también de Rusia, China y Estados Unidos. Mientras la conferencia de la ONU que elaboró el tratado requería unanimidad para aprobarlo, en la Asamblea General bastó con una mayoría de dos tercios.

El control armamentista fue aprobado por mayoría en la Asamblea General de la ONU.

El control armamentista fue aprobado por mayoría en la Asamblea General de la ONU.

Sistemas de control

El tratado prohíbe la exportación de armas cuando con ello se violen embargos o en el caso de que puedan ser utilizadas para cometer genocidios o crímenes contra la humanidad. Si ya estuviera en vigor, Rusia e Irán no podrían seguir suministrando material bélico al régimen de Siria. También el suministro de armas a los rebeldes sirios estaría vedado. Mecanismos de control han de evitar que las armas caigan en manos de rebeldes, terroristas o criminales.

El ATT contempla la creación de sistemas nacionales de control para la importación y exportación de armentos convencionales, municiones y partes de armas. También los comerciantes de material bélico han de ser controlados. Si tales reglas hubieran existido años atrás, quizás habría sido más fácil reconstruir, tras la caída de Gaddafi, los conductos por los cuales fusiles de asalto alemanes llegaron a parar a  manos de las tropas del ex-dictador libio.

Tareas pendientes

Pero el nuevo tratado debe aún demostrar su eficacia. Pese a la alegría por el acuerdo, ya se manifiestan algunos reparos. “Habría deseado más contenido y más restricciones“, dijo a DW el portavoz de política exterior de la bancada socialdemócrata del Bundestag, Rolf Mützenich. “En especial la práctica de autorización (de exportaciones de armas), que sigue dependiendo de los gobienos nacionales, y la verificación“ no están del todo aclaradas, indica, agregando que tales puntos “habrían dado más peso a un tratado de esta naturaleza“.

También Matthias John, experto de Amnistía Internacional en materia armamentista, estima que hay que mejorar los mecanismos de control. “Necesitamos mejores medidas tendientes a la transparencia y una mejor información. Y necesitaríamos la posibilidad de aplicar sanciones si se viola el tratado“, señala. No obstante, considera que el tratado es “un buen punto de partida“. A su juicio, ahora ha llegado el momento de que “los Estados adecúen mejor sus propias reglas“. El ATT no afecta la legislación interna de los países, si bien está previsto que éstos rindan anualmente un informe a la ONU de las vicisitudes y avances en la materia.

Exportaciones de armas desde Irán y Rusia impiden solucionar el conflicto en Siria.

Exportaciones de armas desde Irán y Rusia impiden solucionar el conflicto en Siria.

Exportaciones alemanas

Las disposiciones no limitarán las exportaciones alemanas de armamento. Las actuales normas de la Unión Europea y las leyes germanas van más allá que el acuerdo internacional. No obstante, Matthias John estima que “Alemania tiene el deber de restringir su práctica de exportación de armamento de acuerdo con el espíritu de tratado“. Después de Estados Unidos y Rusia, Alemania ocupa el tercer lugar en la lista de los mayores exportadores de armas del mundo y le corresponde el 7 por ciento del negocio global. En 2012 fue autorizada la venta al exterior de armas pequeñas por un monto superior a los 76 millones de euros, cifra que duplica a la del año anterior, según se desprende de un informe del gobierno de Berlín. Entre los compradores se cuentan también países como Arabia Saudita, el Líbano o Irak. “Los derechos humanos deben ser tomados en cuenta en una medida mucho mayor“, dice John, indicando que “parecen prevalecer otros criterios, como la nueva 'doctrina Merkel', que pone en primer plano los intereses de la política exterior y de seguridad“. Y eso, a su juicio, ya no debería ocurrir, según el espíritu de este tratado.

Hasta que el ATT pueda entrar en vigor, tras la ratificación de un mínimo de 50 Estados, pasarán probablemente por lo menos dos años.

Autora: Mirjam Gehrke /Emilia Rojas

Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad