Alemania: ¿fin de un ambicioso proyecto musical? | Música | DW | 07.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Alemania: ¿fin de un ambicioso proyecto musical?

Con la insolvencia de la Fundación Yehudi Menuhin en Alemania, se finaliza también el proyecto MUS-E, que fomenta la música, el arte y la tolerancia para jóvenes de zonas con problemática social.

default

El proyecto "MUS-E" se dictaba en las aulas de clase.

“Nuestros alumnos estaban muy decepcionados, porque recién habían iniciado un nuevo proyecto”, dice Jan Wais, director de clase en el colegio Finkenberg en Colonia. “La diferencia siempre es grande cuando un profesor debe tomar las riendas de un proyecto de arte sin ser especialista en la materia”. El director de este colegio de educación especial, Klaus Edwards, también lamenta la decisión repentina del fin de la cooperación con la Fundación Yehudi Menuhin. “No estamos en capacidad de retomar el proyecto en un ciento por ciento”, dice.

Fomento del arte en zonas problemáticas

Yehudi Menuhin Stiftung in Düsseldorf

Yehudin Menuhin se entretiene con niños alemanes participantes del proyecto "MUSE-E".

Para el renombrado violinista Yehudi Menuhin (1916 - 1999) el fomento musical y artístico de los jóvenes fue durante toda su vida uno de sus deseos más profundos. Su lema era que “de una escuela de música por lo general no egresan delincuentes". Para este fin creó en 1991 la Fundación Internacional Yehudi Menuhin, que tienen su sede central en Bruselas. Poco antes de su muerte, se constituyó en Düsseldorf la Fundación Yehudi Menuhin Alemania.

La tarea principal de esta organización es promover la creatividad de los jóvenes de zonas sociales problemáticas, tanto en Alemania como en toda Europa. El proyecto más importante y exitoso es MUS-E, abreviatura para "música para todos en Europa". Más de 500 artistas brindan a niños de primaria durante cuatro años y en las clases regulares un acceso especial a la música, el teatro o las artes plásticas. Al mismo tiempo, los menores aprenden cómo puede ser de enriquecedora la diversidad cultural para cualquier comunidad.

En tiempos de presupuestos ajustados, y frente a la cada vez más frecuente reducción de clases de música y arte en los colegios, los proyectos "MUS-E" de la Fundación gozaron en los últimos años de gran popularidad. Tan sólo en Alemania, 645 grupos de estudiantes y cerca de 16.000 alumnos se benficiaron de estas actividades La Fundación era financiada por el Gobierno federal y los Länder, así como con dineros de la Unión Europea. El fin del proyecto se debió a la congelación de las subvenciones, luego de que el Gobierno local de Düsseldorf declarara que los gastos de la Fundación Yehudi Menuhin no podían ser comprobados.

¿Recorte a la promoción musical de jóvenes?

A pesar de la insolvencia de la Fundación Yehudi Menuhin, una de las más prominentes fundaciones en Alemania, existen otras entidades privadas y públicas comprometidas con el apoyo sostenible de proyectos musicales y artísticos en colegios.

Yehudi Menuhin

El violinista Yehudi Menuhin en Berlín (1998).

En términos de fondos estatales para la cultura, la República Federal de Alemania ocupa una mejor posición que Estados Unidos. El presupuesto estadounidense para el 2011 para este sector fue de cerca de 166 millones de dólares; el alemán alcanzó la cifra de 1.150 millones de euros. Sin embargo, también hay proyectos notables en otros países. La red musical de la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, también llamada como "El Sistema", y cuya iniciativa fue del político venezolano José Antonio Abreu, tiene gran éxito en las escuelas de música del páis latinamericano. Posteriormente, fue el modelo para la iniciativa "Todos los niños, un instrumento" de la Fundación Cultural Federal alemana, que entre tanto no es sólo conocida en Renania del Norte-Westfalia.

Música: antídoto contra la agresión

Está demostrado que tanto este proyecto como otras iniciativas musicales y artísticas, que buscan fomentar la creatividad de jóvenes de zonas sociales problemáticas, crean una base para una mayor tolerancia. Según Werner Schmidt, miembro de la junta directiva de la Fundación Yehudi Menuhin, la discriminación y la disposición a la violencia se reducirían significativamente. El fin de esta fundación en Alemania es para él doloroso.

No obstante, a nivel internacional el trabajo no para. En Kosovo se inició un nuevo projecto "MUS-E”. Schmitt, que fue amigo cercano de Yehudi Menuhin y acompañó a la fundación en sus inicios, espera que algún día "MUS-E” vuelva a tierras germanas. “Éste es el único projecto europeo que conecta entre sí a la música, el arte y la educación", concluye.

Autor: Klaus Gehrke / Cristina Mendoza Weber

Editor: Enrique López

DW recomienda