Alemania duplicó exportación de armas livianas | Alemania | DW | 27.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania duplicó exportación de armas livianas

La industria armamentística alemana exportó en 2012 tantas armas livianas como no lo hacía desde fines de la década de 1990. Las armas se destinaron, entre otros, a países como Arabia Saudí, el Líbano o Irak.

Las exportaciones de armas livianas alemanas alcanzaron en 2012 los 76,2 millones de euros, el doble que en 2011 (37,9 millones de euros), informó el gobierno en respuesta a un requerimiento parlamentario del partido La Izquierda. La cifra alcanza niveles que no se reportaban desde que se inició la publicación regular de esta información, en la década de los años 90.

Se consideran armas livianas las pistolas y metralletas, así como las pistolas automáticas y semi-automáticas. Su exportación es particularmente controvertida porque, según las estadísticas, son ellas, y no precisamente las armas pesadas, las que más víctimas producen en guerras civiles o conflictos internacionales de todo el mundo. Además, son relativamente fáciles de conseguir en muchos países en desarrollo e inundan el mercado ilegal de regiones en conflicto.

Más datos para fin de año

El informe proviene del Ministerio de Economía alemán pero -si bien se conoce que las armas llegaron a destinos como Arabia Saudí, el Líbano o Irak- el texto no incluye un desglose completo de los países en que se entregó el armamento. Al respecto habrá datos en el informe sobre exportaciones de armas que el gobierno alemán publica a fin de año.

El récord anterior se remonta a 2009, cuando las exportaciones de armas livianas alcanzaron los 70,4 millones de euros. Las exportaciones alemanas de municiones para armas livianas, sin embargo, desminuyeron, cayendo a 18 millones de euros de los 34,6 millones en 2011.

El diputado de izquierda Jan van Aken pidió la prohibición de todas las exportaciones de armamento liviano. "Las armas livianas son armas de destrucción masiva del siglo XXI", dijo el legislador al periódico Süddeutsche Zeitung. "Una vez que se exportan, se pierde completamente el control sobre ellas y pasan de guerra en guerra". El gobierno "no debería duplicar sino prohibir" la exportación de armas ligeras, pues "hasta los talibanes disparan con armas alemanas a los soldados alemanes en Afganistán", aseguró van Aken. Entre los países a los que provee Alemania están también los Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Jordania.

rml (dpa, kna)

Publicidad