Alemania: clima y refugiados, temas de acuerdo de coalición | Alemania Hoy | DW | 26.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

Alemania: clima y refugiados, temas de acuerdo de coalición

Las conversaciones exploratorias que llevan a cabo los partidos que buscan acuerdos para formar una coalición de Gobierno abordan ahora dos de los temas más controversiales: el cambio climático y los refugiados.

Lo que se ha dado por llamar "coalición Jamaica”, según los colores simbólicos de los cuatro partidos con opciones de formar el próximo Gobierno bajo la canciller Angela Merkel, llegó este 26 de octubre a un punto crucial: determinar si los dos partidos conservadores (CDU y CSU), el liberal (FDP) y Los Verdes se pueden poner de acuerdo en temas como el cumplimiento del Acuerdo de París y la limitación del número de refugiados aceptados en Alemania.

Lea también:

Migración: la UE pide solidaridad

Merkel: ¿impulso o freno?

El jefe de la fracción cristiano-social (CSU) en el Parlamento, Alexander Dobrindt, se mostró escéptico. Su partido insiste en una postura restrictiva a la entrada de peticionarios de asilo y ha exigido un tope anual no mayor de 200 mil refugiados. Este partido bávaro ha convertido en lema su exigencia de ponerle "tope máximo” a la inmigración.

Ver el video 01:39
Now live
01:39 minutos

Merkel comienza a negociar coalición

Reunificación familiar e integración de  refugiados

Aunque el líder liberal Christian Lindner no considera apropiado el término de "tope límite", reconoció en una entrevista a la revista Der Spiegel, que comprende las exigencias del bávaro CSU de que haya más "orden y control” en la política de inmigración. Esto también incluye la restricción de la inmigración familiar para los refugiados que en Alemania apenas gozan de un "permiso limitado de protección temporal”. Esto quiere decir que las personas cuyo estatus de refugiado no ha sido reconocido completamente, no podrán traer a sus familiares de sus países de origen a Alemania.

El anterior gobierno federal de coalición de conservadores y socialdemócratas suspendió la inmigración familiar durante dos años. Un término que culmina en marzo de 2018. El partido de Merkel, así como el bávaro CSU quieren extender dicha restricción más allá de esa fecha, debido a que, como argumentan, las comunidades ya agotaron sus capacidades de recepción en guarderías, escuelas y vivienda.

Pero mientras los liberales muestran comprensión, Los Verdes están horrorizados. Los Verdes están convencidos de que la reunificación familiar es importante para una exitosa integración de los refugiados. Y advierten que, para ello, los refugiados deberían poder traer a Alemania a sus hijos y cónyuges sin ninguna restricción.

Líderes de los partidos que negocian una probable coalición departen en el balcón de la Sociedad Parlamentaria en Berlín.

Líderes de los partidos que negocian una probable coalición departen en el balcón de la Sociedad Parlamentaria en Berlín.

Distancias en cuanto a la protección del clima

Pero en la agenda hay otro tema conflictivo: la protección del clima. Aquí la postura de los Verdes está aún más lejos de las de la Unión y el FDP. Los Verdes demandan el cierre inmediato de las 20 centrales eléctricas de carbón mineral que generan la mayor contaminación. Lo previsto es que Alemania use carbón como generador de energía hasta 2030.

El cristianodemócrata Armin Laschet, negociador por parte del partido de Merkel, cree que la petición de Los Verdes no es realista. "No podemos formar una coalición, si ponemos en riesgo la producción de la industria alemana”, dijo Latschet, también primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, al diario Rheinische Post.

"Tenemos que garantizar el suministro de energía, además de pensar en los puestos de trabajo”, asintió, por su parte, el ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, quien también está sentado a la mesa de negociación.

¿Consenso o no?

Por último, el buen humor que reinó al comienzo de la ronda de conversaciones parece haberse acabado con otro tema candente: las finanzas. A pesar de que los cuatro partidos plasmaron en papel el cumplimiento del límite de la deuda nacional, un presupuesto equilibrado y la reducción o eliminación del impuesto de solidaridad con los habitantes de la extinta Alemania oriental, al final del día cada uno lo ha interpretado a su manera.

Nina Werkhäuser (jov/cp)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema