Alemania celebra su reunificación preocupada por la UE | Alemania | DW | 03.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania celebra su reunificación preocupada por la UE

Durante la celebración de la reunificación alemana abundaron los llamados a recordar que tanto la fusión de la RFA y la RDA en una sola nación como la UE son proyectos que ameritan esfuerzo, en las buenas y en las malas.

default

Las más disímiles personalidades aprovecharon para enfatizar la importancia de la Unión Europea.

La crisis económica que azota al bloque comunitario tiene tan preocupada a la élite política alemana que la celebración oficial del vigésimo primer aniversario de la reunificación nacional ha sido aprovechada por las más disímiles personalidades para enfatizar la importancia de ese ambicioso proyecto de integración que es la Unión Europea. Andreas Voßkuhle, presidente del Tribunal Constitucional y orador de orden en la antigua sala plenaria del Bundestag de Bonn, recalcó que el futuro de Alemania sin la UE es inimaginable.
 
Agradecimiento a los ciudadanos de la extinta Alemania Oriental
 
Präsident des Bundesverfassungsgerichts Andreas Vosskuhle

Andreas Voßkuhle, presidente del Tribunal Constitucional de Alemania.

“Alemania no es parte de la UE sólo porque sea económicamente rentable”, dijo Voßkuhle. “La UE está basada en la comprensión histórica de que la paz, la libertad y el bienestar en el continente sólo pueden ser garantizados de manera duradera por una cooperación estrecha. Eso tiene vigencia en las buenas y en las malas, hoy y mañana”, agregó, matizando su discurso sobre el significado de la fusión de la República Federal de Alemania (RFA) y la extinta República Democrática Alemana (RDA) en una sola nación.

 
“Un aporte que no debe subestimarse y que debe reconocérsele a los ciudadanos y ciudadanas de la antigua RDA es el habernos regalado al resto de los alemanes el sentimiento único y embriagador que despierta la libertad conseguida por la propia lucha. A ellos les debemos un agradecimiento eterno”, señaló Voßkuhle. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, insistió en que la reunificación del país no se debe dar por sentada como si ya se hubieran alcanzado todos los objetivos sin mayor esfuerzo.
 
Una victoria de la democracia sobre la dictadura
 
Tag der Deutschen Einheit 2011 Bonn

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente federal, Christian Wulff.

“Hemos avanzado mucho, pero no lo hemos conseguido todo”, subrayó Merkel, llamando la atención hacia las grandes diferencias que siguen existiendo entre los Estados federados del este del país y los del oeste. Veinticuatro horas antes del Día de la Reunificación Alemana, los habitantes de Bonn –otrora capital de la RFA– festejaron el sexagésimo quinto aniversario de la fundación de Renania del Norte-Westfalia, uno de los Estados federados del oeste que más contrasta con los del este por su densidad demográfica y sus índices de producción.

 
Hannelore Kraft, la jefa de Gobierno de esta entidad –la más poblada del país–, describió la reunificación alemana como “una victoria de la democracia sobre la dictadura”, contenta y preocupada al mismo tiempo porque cada vez menos jóvenes recuerden que su país estuvo partido en dos y que esa división dejó numerosas víctimas. Como Voßkuhle, también Kraft le dedicó unas palabras a la UE: “Alemania no está en capacidad de defender sus intereses de otra manera que trabajando codo a codo con sus socios europeos”, dijo la socialdemócrata.
 
“Ayudemos a los jóvenes a recordar nuestro pasado”
 
Tag der Deutschen Einheit 2011 Bonn

Hannelore Kraft, jefa del Gobierno de Renania del Norte-Westfalia, junto a Joachim Meisner y Nikolaus Schneider.

Las celebraciones del aniversario de la reunificación alemana comenzaron en la mañana de este 3 de octubre con una misa ecuménica a la que asistieron Merkel y el presidente federal, Christian Wulff. El arzobispo de Colonia, Joachim Meisner; el presidente del Consejo de la Iglesia Evangélica de Alemania (EKD), Nikolaus Schneider; y el arzobispo griego-ortodoxo Augoustinos Labardakis oficiaron la ceremonia en la iglesia evangélica de la Cruz, en el corazón de Bonn. “Tenemos que ayudar sobre todo a las nuevas generaciones a que recuerden nuestro pasado con barreras y muros, a que protejan, cuiden y profundicen esta libertad regalada”, dijo Meisner ante más de mil asistentes.

 
Autor: Evan Romero-Castillo
Editora: Claudia Herrera-Pahl

 

DW recomienda

Publicidad