Alemania: cae el biodiésel ante las importaciones argentinas | Europa al día | DW | 14.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Alemania: cae el biodiésel ante las importaciones argentinas

La producción de biodiésel en Alemania ha caído ante el aumento de las importaciones de este carburante de Argentina.

Así lo asegura la Asociación de la Industria Alemana de Biocombustible (VDB). La tonelada de biodiésel de soja argentina, que cuenta con fomento estatal, es unos 70 dólares más barata que la que se produce en Alemania en base a la colza, dijo el gerente de la entidad, Elmar Baumann. Tres plantas en Alemania han tenido que disminuir la producción o dejar de producir por completo.

El biodiésel es mezclado con el gasoil para que las petroleras puedan cumplir con las normas de reducción de gases de efecto invernadero. Unos 2,2 millones de toneladas de los cerca de 38,6 millones de toneladas de diésel que se vendieron el año pasado en Alemania eran de biocombustible. Según Baumann, la Unión Europea se ha convertido en un mercado importante para el biodiésel argentino desde que Estados Unidos decididiera gravar estas importaciones con altos aranceles.

"Pérdidas masivas en Alemania"

Baumann dijo que la Comisión Europea ha abierto diligiencias por los subsidios al biodiésel argentino, pero pronosticó que este procedimiento tardará demasiado tiempo como para evitar grandes perjuicios. "Esto se traducirá en pérdidas masivas para los molinos y los agricultores en toda Alemania", advirtió Baumann y demandó a las autoridades del país que adopten rápidas medidas de protección.

Según cifras del ramo, un 11 por ciento de las superficies cultivables de Alemania están sembradas de colza. Estos cultivos no solamente son utilizados para la fabricación de carburante. Los recortes de la producción alemana han llevado a una caída de la demanda de un 15 por ciento, señaló la federación agraria UFOP. El biodiésel es fabricado en Alemania no solamente a base de colza. Datos de la federación VDB indican que en 2016 también se usaron restos como aceite de frituras y el aceite de palma, que será desterrado de los motores por decisión del Parlamento Europeo. La producción de biocombustible es motivo de controversias debido a que implica una reducción de las tierras de cultivo para la producción de alimentos. Dos productores alemanes, NEW y Bunge, han recortado a la mitad su producción de biodiésel. El grupo estadounidense ADM suspendió temporalmente la producción en su planta de Maguncia, en el oeste del país.

MS (dpa)

 

Publicidad