Alemania: última llamada para abordar | Los campeones mundiales | DW | 04.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Alemania: última llamada para abordar

Contra Chile, el miércoles (05.03.2014) en Stuttgart, el seleccionador alemán Joachim Löw observará por la última vez en acción a sus jugadores antes de decidir a quiénes llevará a disputar el Mundial de Brasil 2014.

El partido amistoso contra la selección chilena, con el cual Alemania abre deportivamente el año del Mundial, ha resultado ser para el entrenador Joachim Löw más importante de lo que inicialmente se tenía previsto. Los alemanes, agobiados por una serie de lesiones que han mermado al equipo nacional, solo tienen este juego antes de comunicar oficialmente a la FIFA la lista de futbolistas con los cuales viajarán a Brasil 2014.

La gran pregunta: ¿se recuperarán?

Joachim Löw se ha quejado -con razón- de la mala suerte que parece acompañar a los jugadores de la selección alemana en los meses recientes. “En los aspectos deportivos hay muchas cosas sobre las cuales tengo que pensar. A tres meses del Mundial tenemos más de ocho jugadores lesionados, o recuperándose de una larga baja, que están, o estarán, fuera del ritmo de competencia. No estoy completamente seguro si algunos de ellos estarán plenamente recuperados antes del viaje a Brasil”, contó Löw.

El tiempo pasa, el Mundial se acerca, y el seleccionador Joachim Löw no sabe con qué jugadores cuenta.

El tiempo pasa, el Mundial se acerca, y el seleccionador Joachim Löw no sabe con qué jugadores cuenta.

En la lista de jugadores cuyo viaje al mundial genera las mayores dudas hay que mencionar a Sami Khedira (Real Madrid), Mario Gómez (Florencia), e Ilkay Gündogan y Sven Bender (Dortmund). Igualmente es un misterio para el seleccionador Löw si para el inicio del torneo en Brasil futbolistas como Bastian Schweinsteiger (Bayern), Mats Hummels (Dortmund), Benedikt Höwedes (Schalke), Miroslav Klose (Lazio Roma), o Lukas Podolski (Arsenal), se habrán reencontrado ya con su mejor nivel de rendimiento luego de haber tenido que hacer pausas significativamente largas por culpa de lesiones.

“Algunos de ellos ya regresaron a los entrenamientos con sus equipo, pero no por ello su situación deja de ser un quebradero de cabezas. En el Mundial se necesitan jugadores que estén en un muy buen ritmo de competencia, y que físicamente estén fuertes. El Mundial nos exigirá al máximo, y por eso hoy por hoy estamos tan pensativos. Mi esperanza es que en los próximos dos, tres meses, el progreso sea notable”, comentó Joachim Löw.

El reloj no se detiene

El seleccionador sabe que el tiempo se le está acabando. En la primera semana de mayo tendrá que entregar la lista de jugadores que piensa llevar a Brasil, y actualmente en ella hay varios nombres acompañados con un signo de interrogación que al terminar la ronda de clasificación eran considerados fijos en el equipo alemán.

Por esto fue una “sorpresa esperada” el llamado que hizo Löw de cuatro nuevos jugadores a la selección que enfrentará a Chile: Matthias Ginter (Friburgo), Shkodran Mustafi (Sampdoria Genova), Pierre-Michel Lasogga (Hamburgo), y André Hahn (Augsburgo). Al respecto el seleccionador alemán sentenció: “no vamos a hacer ningún compromiso, todo lo que hagamos debe conducirnos al éxito en Brasil y si tenemos estrellas que no están a punto, pues en busca de alternativas acudimos a jugadores que han rendido muy bien con sus clubes”.

Es que el cuerpo técnico está casi obligado a utilizar el partido contra Chile para poner a prueba a varias de sus estrellas, y a los novatos. Allí se someterá a una observación especial el rendimiento futbolístico, y la progresión de la condición física, de jugadores en posiciones clave del sistema táctico alemán, así como las posibles soluciones a los problemas que su estado pueda generar.

Max Kruse: ¿el nuevo Klose?

Max Kruse: ¿el nuevo Klose?

Compitiendo por un puesto titular

El más sonoro caso será el de Bastian Schweinsteiger, quien hace poco volvió a las canchas tras varios meses de pausa obligada. Al seleccionador Löw le corresponderá evaluar la condición del jugador del Bayern, y ponderar la posibilidad de seguir el ejemplo de su colega Pep Guardiola en el club de Múnich. Entonces sería el capitán Philipp Lahm quien ocuparía la posición de Schweinsteiger en el medio del campo, lo cual aún no se prueba en equipo nacional, pero en Stuttgart, contra Chile, podría estrenarse.

Junto al duelo Schweinsteiger – Lahm, hay otros que el amistoso contra los suramericanos ayudará a dilucidar. Uno de ellos es el de Miroslav Klose, en condiciones normales titular indiscutible bajo Löw, con Max Kruse. El primero, goleador histórico de Alemania, ha tenido poco fútbol en esta temporada, mientras el segundo, estrella del Gladbach en proceso de surgimiento, ha conquistado al seleccionador por ser una versión joven de Klose.

El ganador de la carrera entre ellos, y el debutante Lasogga que se suma a la competencia, dependerá también de si Alemania decide utilizar con ellos a cooperativo “verdadero nueve”, o varía su esquema a favor de un “falso nueve” donde los jugadores del Bayern Mario Gótze y Thomas Müller (ausente en esta ocasión por lesión) son las principales alternativas.

Pero lo más importante a ver en el partido contra Chile será la disposición de Joachim Löw de entregarle el timón del equipo nacional a Mesut Özil, como lo ha hecho en los más recientes torneos internacionales (Mundial de Sudáfrica 2010 y Eurocopa 2012), o hacer un relevo de conductor y poner al volante del coche alemán a Toni Kroos.

El partido de octavos de final de la Champions League entre Arsenal y Bayern en Londres fue la primera audición, la siguiente será esta en Stuttgart, y la final se dará en el Allianz Arena de Múnich. Resuelto ese duelo, quedará más claro a qué jugará Alemania en el Mundial de Brasil 2014. Chile le resolverá el tiquete a varios jugadores que desea abordar ese viaje.

DW recomienda

Publicidad