Alejandría: La novia del Mediterráneo | Recomendaciones de viajes mundiales | DW | 07.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Viaje

Alejandría: La novia del Mediterráneo

Según Samah, los alejandrinos necesitan a su ciudad como los peces necesitan agua, debido a su ambiente único, su gran cultura, sus amables habitantes, su cálido clima y su buena comida.

Vista al mar de Alejandría.

Alejandría recibe el sobrenombre de "novia del Mediterráneo" a causa de su localización, a orillas del mar.

La ciudad portuaria de Alejandría lleva ese nombre en honor de su fundador, Alejandro Magno. Se sitúa en la costa mediterránea de Egipto y es la segunda ciudad más grande del país.



Es fácil explicar por qué amo tanto a mi ciudad natal, Alejandría, y por qué se la recomiendo a todo el mundo:

Alejandría es muy hermosa. Al igual que los peces no pueden vivir fuera del agua, los nativos no podemos vivir bien fuera de Alejandría. Si se animan a visitar mi ciudad, podrán observar esta afinidad, y experimentarla por ustedes mismos.

Alejandría es la segunda ciudad más grande de Egipto, y fue fundada en el año 331 a.C. por Alejandro Magno. La ciudad se sitúa en la costa del Mediterráneo, por eso el clima aquí es siempre cálido, y es un destino especialmente popular entre turistas. Los habitantes están acostumbrados a tratar con gente de otros países, y siempre los reciben con amabilidad, dispuestos en todo momento a prestarles su ayuda. Aquí, ustedes siempre serán bienvenido con una sonrisa.

La bibioteca de Alejandría.

La bibioteca de Alejandría.

¿Les interesa la cultura? En ese caso, mi querida ciudad es el lugar adecuado para ustedes, con la famosa Biblioteca de Alejandría y sus muchos museos. Aquí siempre encontrará una oferta cultural de su agrado, ya les guste la pintura, la arquitectural, la ciencia o la historia. Y por favor, no se olviden del Museo Nacional de Alejandría, que narra la historia de la ciudad con más de 1800 piezas de exposición.

Si les gusta nadar, Alejandría es igualmente la ciudad perfecta para ustedes. En San Stefano pueden disfrutar del privilegio de bañarse en una playa privada. Y para permitirse algo verdaderamente especial, visiten el Parque Montaza, un lugar que por sí mismo ya es razón más que suficiente para visitar Alejandría. Aquí podrán encontrar las playas más bellas, panoramas espectaculares y, por supuesto, el Palacio de Montaza.

Aquellos que disfruten viajando en barco deberían visitar el puerto de Alejandría, en el distrito de Bahari. Allí también se puede ver la impresionante ciudadela Kait-Bay. Esta ciudadela se construyó en el siglo XV en el lugar en el que antes se alzaba una de las siete maravillas del mundo: el faro de Alejandría. Cerca de la ciudadela encontrarán también un museo oceanográfico que merece la pena visitar.

Para ir de compras, el mejor lugar es el barrio Al-Manshia, a unos cinco minutos de Bahari en auto: allí se vende ropa, recuerdos y joyas a precios baratos.

Seguramente, tras todas estas excursiones y descubrimientos, tendrán hambre y ganas de probar la gastronomía local. ¡Ningún problema! Buenos restaurantes se pueden encontrar en toda Alejandría, y en estos se sirve no solo comida egipcia, sino también italiana, turca y china. Lo mejor, no obstante, es probar los platos de pescado. Puesto que Alejandría es una ciudad portuaria, es conocida en todo Egipto por su pescado fresco y los platos que con él se preparan. Pero no por ello dejen de probar otras especialidades típicas, como mulukhiyah, kushari y falafel.

Además, en mi ciudad hay muchas cafeterías, algunas de las cuales se sitúan directamente frente a las playas y ofrecen no solo un maravilloso ambiente, sino también entretenimiento y la posibilidad de disfrutar del sol.

Respecto a cómo pasar la noche en la ciudad, no deben preocuparse. Aquí tenemos muchos hoteles y hostales con un amplio rango de precios. Un consejo: en invierno es más barato, ya que no es temporada alta para turistas.

La ciudad costera no duerme nunca.

La ciudad costera no duerme nunca.

Para finalizar, ¿desean que les cuente un par de secretos sobre nosotros?

1. Nuestra ciudad no duerme nunca. Ya sea antes o después del amanecer, siempre hay algo que hacer en las calles de Alejandría.
2. Mucha gente visita Alejandría en verano, pero a nosotros, los locales, nos parece que Alejandría es mucho más bonita en invierno - y sobre todo, tranquila. Por eso, les recomiendo que hagan la maleta en invierno para viajar a nuestra ciudad: es el mejor momento para disfrutar de Alejandría y su ambiente.

En conclusión: en Alejandría podrán ver y experimentar cosas para todos los gustos. Y lo más importante: para todos los bolsillos.

Autor: Samah de Egipto
Editora: Jeanette Müller

DW recomienda