Albakr: ¿quién cometió errores? | Alemania | DW | 18.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Albakr: ¿quién cometió errores?

Una comisión de expertos analizará la detención y el suicidio del presunto terrorista Jaber Albakr. DW entrevistó al respecto al penalista Nikolaos Gazeas.

Foto de búsqueda de Jber Albakr.

Foto de búsqueda de Jber Albakr.

DW: La Policía de Sajonia fracasó, pero la Oficina Federal de Protección de la Constitución (Inteligencia interna, n. de la R.) actuó bien e impidió un atentado en Alemania. ¿Puede sintetizarse así el caso?

Nikolaos Gazeas: Que la Policía de Sajonia no hizo todo bien es evidente. En el caso de otras autoridades, hay que analizarlo algo más diferenciadamente.

¿Qué dudas quedan aún con respecto al papel de la Oficina Federal de Protección de la Constitución y la Fiscalía General Federal?

Yo querría saber cuándo se informó a la Fiscalía General Federal para que esta pudiera decidir si debía asumir el caso Albakr o no. Y cuándo la Oficina Federal de Protección de la Constitución recibió de un servicio secreto de otro país la información de un posible atentado en Alemania. También cuándo fue identificado Albakr. Además sería interesante saber cuándo se pasó esa información a la Policía y la Fiscalía. Son cuestiones importantes que aún deben ser aclaradas.

En Berlín existe un Centro de Lucha contra el Terrorismo. ¿No son informadas las autoridades policiales de los estados federados y la Fiscalía General Federal de aquello que deberían saber?

Sí, allí confluyen 40 autoridades, representadas por 200 funcionarios que intercambian información. La información debe ser pasada luego a todas las otras autoridades mencionadas. La pregunta es si eso sucede. Lamentablemente, la Oficina Federal de Protección de la Constitución no ha pasado siempre información que debía haber puesto a disposición. Argumentó que eso obstaculizaría su trabajo y la cooperación con servicios secretos de otros países.

La Policía de Sajonia no pudo detener a Albakr. Este fue detenido por refugiados sirios. Albakr logró finalmente quitarse la vida en una prisión de Leipzig. Políticos exigen que los sospechosos de terrorismo sean trasladados más rápidamente a Karlsruhe, la sede la Fiscalía Federal General.

La Fiscalía Federal General debe tener a disposición antes toda la información necesaria para decidir si es competente en el caso o no. Si eso sucedió lo necesariamente rápido y en forma completa, no lo sé. Pero tengo la impresión de que la Fiscalía Federal no reaccionó adecuadamente. 

El federalismo no simplifica justamente la cooperación entre las autoridades de diversos estados en Alemania. ¿Qué enseñanzas se pueden extraer del caso Albakr?

La base legal para una efectiva cooperación existe. Pero los seres humanos siempre pueden cometer errores. Actualmente, la Oficina de Protección de la Constitución decide qué información debe pasar y cuál no. Eso no es controlado, sino que es un asunto interno de la autoridad. Sería mejor que interviniera también el Ministerio del Interior. Mi propuesta es, desde hace años, que la Oficina de Protección de la Constitución presente al ministro la información que no quiere pasar y que este decida qué se hace. En ese caso, las responsabilidades políticas estarían mucho más claras y la Oficina de Protección de la Constitución estaría bajo control político.

¿Ayudaría que la Oficina de Protección de la Constitución tuviera acceso total a toda la  información existente sobre los refugiados que llegan a Alemania?

Eso no es necesario y, en mi opinión, inconstitucional. Pues datos de un gran número de personas sobre las que no recae sospecha alguna pasarían a manos de la Oficina de Protección de la Constitución. Eso es ilegal en nuestro Estado de derecho. Lo mismo vale para la exigencia de la Unión Cristianosocial (CSU) de detener preventivamente a islamistas potencialmente peligrosos. Ya ahora tenemos la posibilidad legal de enviar muy tempranamente a prisión preventiva a sospechosos de terrorismo

Nikolaos Gazeas es experto en derecho penal alemán e internacional y derecho de los servicios secretos. Gazeas ejerce la abogacía en Colonia y es docente en la Universidad de esa misma ciudad.

 

Publicidad