Al Sisi no dejará ″sin respuesta″ el ataque contra Ejército | El Mundo | DW | 20.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Al Sisi no dejará "sin respuesta" el ataque contra Ejército

El Gobierno egipcio declara tres días de luto por los 21 soldados asesinados y anuncia represalias. Los atacantes podrían ser traficantes de armas y no terroristas.

El presidente de Egipto, Abdel Fattah al Sissi, aseguró hoy que el ataque contra un puesto de control en el sudoeste del país que dejó el sábado 21 militares muertos "no quedará sin respuesta". "La Presidencia quiere dejar absolutamente claro que el atroz crimen que se llevó estas valientes almas y derramó su sangre no quedará sin respuesta", aseguró Al Sissi en un comunicado. "El terrorismo será arrancado de toda parte de Egipto".

El portavoz de Presidencia, Ihab Badaui, anunció que a partir de la tarde del sábado 19 de julio hasta el martes 22 serán días de "duelo público para llorar a los mártires de la patria". En el ataque de ayer sábado, 21 soldados murieron y cuatro resultaron heridos cerca de la ciudad de Farafra cuando hombres armados no identificados dispararon con lanzagranadas contra un almacén de munición en el puesto de control.

Terroristas o traficantes

Los propios atacantes murieron por la explosión del depósito. Las fuerzas de seguridad desactivaron además dos vehículos cargados de explosivos y se incautaron de armas. El ataque se produjo poco antes del atardecer, cuando los musulmanes rompen su ayuno durante el mes sagrado de Ramadán.

El Ejército acusó a un grupo terrorista, mientras que algunos medios apuntaron que es una zona de tránsito para muchos traficantes por estar cerca de la frontera con Libia y con Sudán. Contrabandistas tribales dijeron a Reuters que cobran hasta un millón de libras egipcias (140.000 dólares) para trasladar las armas en vehículos cuatro por cuatro a través de rutas por el desierto. Cinco guardias fronterizos murieron en un ataque similar en la misma zona hace unos meses.

LGC (dpa / EFE / Reuters)

Publicidad