AI denuncia censura de capítulo de Netflix por quejas de Arabia Saudí | El Mundo | DW | 02.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

AI denuncia censura de capítulo de Netflix por quejas de Arabia Saudí

Amnistía Internacional (AI) denunció que Netflix eliminó capítulo de programa para el público saudí en el que se aborda asesinato de Jamal Khashoggi. Según AI, "Netflix ayuda así a negar libre acceso a la información".

Hasan Minhaj en Patriot Act

Hasan Minhaj en "Patriot Act"

Según la ONG, el capítulo del programa "Patriot Act" del presentador Hasan Minhaj fue censurado después de que las autoridades del reino presentaran quejas a la empresa de que este violaba la "ley de crimen cibernético" del país. En un comunicado, AI aseguró que este hecho es "una prueba más de la represión implacable de la libertad de expresión en el reino". Asimismo, la organización de derechos humanos recordó que "las autoridades han usado anteriormente la ley contra el crimen cibernético para silenciar a los disidentes, creando un ambiente de medio para aquellos que se atreven a hablar en Arabia Saudí".

"Al doblegarse a las peticiones de las autoridades de Arabia Saudí, Netflix se está arriesgando a facilitar la política de cero tolerancia respecto a la libertad de expresión y está ayudando a las autoridades a negar al pueblo su derecho al libre acceso a la información", agregó AI en la nota. Además, recordó que "desde la llegada al poder del príncipe heredero Mohamed bin Salman en junio de 2017, muchos defensores de los derechos humanos, activistas y críticos han sido detenidos de forma arbitraria o sentenciados de forma injusta a largas penas de cárcel sólo por ejercer sus derechos a la libertad de expresión".

Saudi Arabia: criticar mata, bromear también

En el capítulo en cuestión, emitido a finales de octubre de 2018, el presentador se mofa de la versión de las autoridades saudíes sobre la muerte de Khashoggi en el interior del consulado del país árabe en Estambul a principios de ese mes. También critica a la familia real saudí y su poder absoluto, en concreto, al príncipe Bin Salman, cuestionando sus "reformas", como levantar el veto de conducir un vehículo para las mujeres saudíes, y denuncia la detención de activistas políticos en el reino, incluidas mujeres.

Según AI, la ley de crimen cibernético castiga con hasta cinco años de cárcel y una multa la "producción, preparación, retransmisión o almacenamiento de material que trasgrede el orden público, los valores religiosos y la moral pública".

jov (efe, wdr)

DW recomienda