Afganistán, tema central en la cumbre de la OTAN | Política | DW | 27.11.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Afganistán, tema central en la cumbre de la OTAN

No será la cumbre más importante desde el punto de vista histórico para la OTAN. Sin embargo, el encuentro de Riga servirá para consolidar la estrategia internacional en Afganistán y para definir liderazgos internos.

default

Banderas de los países participantes ondean ya en Riga.

La cumbre de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a celebrarse en la ciudad de Riga, se centrará previsiblemente en el tema de la tropa internacional presente en Afganistán. En el marco del encuentro, ha resurgido la discusión sobre la participación de las fuerzas alemanas de paz, cuyos cuarteles se ubican en la zona norte del país.

Acusaciones danesas

Ahora fueron comandantes daneses quienes acusaron a las fuerzas alemanas de ser "poco solidarias" por mantenerse en la que, se supone, es la región con menos posibilidad de ataque por parte de las milicias locales. Esto motivará una intervención directa de la canciller Angela Merkel.

Afghanistan ISAF Soldaten aus Deutschland Kabul

Fuerzas de paz alemanas recibieron apoyo moral de la canciller Merkel.

La jefa del gobierno alemán anunció en este sentido: "Dejaré muy en claro que asumimos de manera total nuestra responsabilidad en Afganistán, y que no es una responsabilidad carente de peligros".

Merkel aseguró que "a nadie se le haría un favor si abandonamos la zona norte de Afganistán para trasladarnos al sur." Asimismo, en el mensaje semanal que envía a las fuerzas alemanas de paz, la canciller ofreció "mandar una señal clara" a los demás participantes en cuanto a la situación en el norte de Afganistán.

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, no desea ver demasiado enrarecido el ambiente previo al encuentro. Por ello terció en este debate, y afirmó que "las fuerzas de paz alemanas no le piden nada a ningunas otras en cuanto a coraje y profesionalismo."

NATO Jubiläum Jaap de Hoop-Scheffer in Berlin Franz Josef Jung

Jaap de Hoop (izq.): "Las fuerzas alemanas, valientes y profesionales".

Grandes cambios, después

Evidentemente, la cumbre de Riga guarda importancia por la reciente agudización de la violencia, que ha hecho temer un regreso de los talibanes al poder. La estrategia común de los comandantes de la OTAN será decisiva para el éxito o fracaso final de la misión internacional.

Pero también es cierto que en la agenda de la propia alianza atlántica, el actual no es el momento más propicio para buscar grandes cambios. "No será la cumbre más importante en la historia de la OTAN", manifestó un diplomático no identificado a la agencia alemana DPA. Cualquier cambio relevante se dejará para el año entrante, durante la cumbre en la cual George W. Bush participará por última vez.

NATO Logo Gipfel in Riga 28.29. November 2006

El logotipo de la cumbre podría pasar pronto al olvido.

Por otra parte, tampoco habrá decisiones nuevas en cuanto a la ampliación de la OTAN. Albania y Macedonia tienen pocas posibilidades de ingreso. Ucrania, que esperaba oficializar su membresía en Riga, no podrá hacerlo debido a los numerosos cambios políticos internos. La única noticia en este sentido podría venir de Croacia, país con el cual posiblemente se inicien las negociaciones correspondientes.

Francia se anima

Esto no ha desanimado a Francia, que llegará a la cumbre de la OTAN cargada con la propuesta de establecer un "Grupo de Contacto" para Afganistán. La delegación francesa llegará con otra carta de presentación, al haber llevado a cabo este mismo mes pruebas con misiles nucleares tipo M51. Esto, de acuerdo con publicaciones especializadas, se suma a una estrategia integral del gobierno francés por modernizar todo su arsenal nuclear.

La cumbre de Riga, pues, será antes que nada el escenario donde se definirán las acciones urgentes a aplicar para lograr la paz en Afganistán. Pero también habrá una lucha más o menos velada por establecer posiciones y definir liderazgos internos. Por ello, la señal alemana promete ser doblemente clara.

DW recomienda