Afganistán preocupa a Alemania | Política | DW | 20.08.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Afganistán preocupa a Alemania

Los enfrentamientos en Afganistán y la situación social inestable, ocupan un lugar destacado en la agenda exterior alemana. Alemania mantiene su principal presencia militar internacional en Afganistán.

Afganistán atraviesa el período más desde 2001.

Afganistán atraviesa el período más desde 2001.

Alemania somete el proceso de reconstrucción y de estabilización en Afganistán al control político. El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier inicia este domingo un viaje oficial a Afganistán donde permanecerán hasta mediados de la semana.

Una etapa importante es la visita de las tropas alemanas, en misión de apoyo desde hace cuatro años en la zona como parte de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en el norte de Afganistán.

La ISAF inició sus operaciones en Afganistán en agosto de 2003 y en la actualidad cuenta con más de 10.000 soldados procedentes de 37 países destacados en las zonas del norte, oeste y ahora el sur del país.

Corrupción y drogas

Las autoridades alemanas observan preocupadas las dificultades de Afganistán para alcanzar la estabilidad prometida a lo largo de los últimos años. Los talibanes siguen siendo una fuerza social y militar importante y preocupante y ni Alemania ni sus socios internacionales en la región parecen tener una fórmula para avanzar hacia una normalización de la vida cotidiana y política.

Mohnfeld in Afghanistan Männer

Afganistán es el principal productor mundial de opio, la base de la heorína.

A la vez que menciona que ha habido "avances concretos", el propio Steinmeier reconoce que la seguridad sigue siendo motivo de gran preocupación. Por otro lado se deben afrontar los problemas de corrupción y de la industria del narcotráfico que ha vuelto a florecer.

Efectivamente hace pocos días el jefe militar de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN), hizo un llamamiento para luchar contra el tráfico de drogas en el país.

Según el general James Jones, el narcotráfico en Afganistán ayuda al resurgir de los talibanes y alimenta la inestabilidad del país. "La comunidad internacional entiende que necesitamos tener más éxito en el campo de los narcóticos y necesitamos hacerlo en el futuro cercano", insistió Jones.

El país es el principal productor mundial de opio y la versión refinada del producto, la heroína, al producir el 87% del suministro global. Una cuarta parte de la producción de opio se produce en el sur del país, donde ha habido una escalada violenta en los últimos meses.

Nuevos enfrentamientos

El viaje oficial de Alemania a Afganistán coincide con la noticia de nuevos enfrentamientos entre los talibanes y la Policía y el Ejército afgano y tropas de la ISAF, precisamente en el sur del país.

Bundeswehr in Afghanistan

La participación en ISAF es la principal presencia militar internacional alemana.

Los combates se iniciaron en la tarde del sábado y continuaron durante toda la

Noche. El portavoz de la ISAF, el capitán Quentin Innis, confirmó el incidente y aseguró que en él los agentes se enfrentaron a un "alto numero" de talibanes.

Los informes de prensa informan que han muerto al menos 50 talibanes, auque medios alemanes hablan de hasta 70 fallecidos en el enfrentamiento.

Afganistán atraviesa por su periodo más violento desde 2001. EEUU tiene allí 22.000 soldados y la OTAN 18.500.

DW recomienda

Publicidad