Acusado por atentados de Boston se declara no culpable ante juez | El Mundo | DW | 10.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acusado por atentados de Boston se declara no culpable ante juez

El principal sospechoso del atentado durante el maratón de Boston en abril, Dzhokhar Tsarnaev, se declaró hoy "no culpable" de los 30 cargos que se le imputan.

Por esos cargos se lo podría condenar a muerte de ser considerado culpable.    La audiencia ante un tribunal federal de Boston este miércoles (10.07.2013) constituyó la primera comparecencia pública de Tsarnaev, de 19 años, desde su detención pocos días después del atentado contra el maratón de Boston del 15 de abril que se le imputa junto a su hermano mayor Tamerlan, de 26 años y que falleció durante la huida.

El joven compareció hoy en la sala de la corte ataviado con el mono naranja que suelen vestir los prisioneros y que Tsarnaev portaba abierto hasta la cintura, dejando ver una camiseta negra debajo.

La juez Marianne B. Bowler le pidió a Tsarnaev que se levantara y contestara por sí mismo en vez de a través de sus abogados sobre cómo se declaraba ante los cargos. De este modo, el joven fue respondiendo de propia voz "no culpable" a las acusaciones.

Su brazo izquierdo estaba enyesado -aún se está recuperando de las heridas sufridas en su huida- y durante la breve audiencia, se frotó repetidas veces la barbilla y la boca con la mano sana.

Unas 30 víctimas del atentado y familiares de los muertos o heridos estuvieron presentes en la sala para la también primera comparecencia jurídica del presunto autor del ataque.

Cuando Tsarnaev fue sacado de la sala, lanzó un beso hacia unas mujeres que se cree son sus hermanas y que también asistieron a la audiencia.

Tsarnaev había sido acusado el mes pasado formalmente de la muerte de cuatro personas -tres a causa de las bombas y una cuarta, un policía, durante su huida- y del empleo de armas de destrucción masiva en el ataque en Boston, entre otros cargos.

El atentado dejó también más de 260 heridos, muchos de los cuales sufrieron amputaciones por efecto de las bombas de fabricación casera realizadas con ollas a presión.

Un total de 17 de los cargos están castigados con penas máximas de cadena perpetua o pena de muerte.

La fiscalía ha declarado que espera llamar a entre 80 y cien testigos y que el juicio podría durar unos tres o cuatro meses. La fecha para la próxima audiencia fue fijada para el 23 de septiembre.

PK (dpa)

Publicidad