Acusa Abbas a Israel de instigar una ″guerra religiosa″ | El Mundo | DW | 11.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acusa Abbas a Israel de instigar una "guerra religiosa"

El presidente palestino, Mahmud Abbas, consideró que las visitas de judíos a la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén son una provocación. Se cumplieron 10 años de la muerte del ex-líder palestino Yassir Arafat.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, acusó a Israel de emprender acciones que "conducen a la región y al mundo a una guerra religiosa destructiva", después de que soldados israelíes mataran a un palestino en nuevos enfrentamientos en Cisjordania.

En un discurso por el décimo aniversario de la muerte del líder palestino Yassir Arafat, Abbas consideró que las visitas de judíos a la Explanada de las Mezquitas (Monte del Templo) en Jerusalén son una provocación. Por eso, instó a Israel a "mantener a colonos y extremistas lejos de la mezquita de Al Aqsa".

El status quo respetado durante décadas contempla que los judíos tienen permitido visitar pero no rezar en el sitio sagrado, donde se ubica la mezquita de Al Aqsa.

En las últimas semanas, varios judíos radicales pidieron que se les permita rezar en el lugar e incluso algunos instaron a destruir las mezquitas para reconstruir el templo, lo que generó malestar entre los musulmanes.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, intentó aplacar los ánimos en la región, donde se registraron varios hechos de violencia entre israelíes y palestinos, y aseguró que estas afirmaciones no representan la política de su gobierno. Sin embargo, no logró frenar la tensión.

Soldados israelíes mataron a un palestino en enfrentamientos cerca del campo de refugiados de Al Arub, al norte de la ciudad de Hebrón, en Cisjordania.

Según una portavoz del Ejército israelí, los soldados abrieron fuego cuando el palestino les apuntó con un "arma improvisada".

La agencia oficial palestina Maan aseguró que un palestino de 21 años llegó al hospital con un disparo en el pecho y murió al poco tiempo.

Advertencia europea

Este episodio se produce un día después de que dos palestinos acuchillasen y matasen a un soldado y una mujer israelí en dos ataques diferentes. El ejército de Israel arrestó al padre y los tres hermanos del palestino acusado de acuchillar al soldado.

Los arrestos se produjeron tras una reunión de seguridad celebrada la pasada noche. En ella, Netanyahu ordenó llevar a cabo una serie de acciones contra los atacantes palestinos, entre ellas la destrucción de sus viviendas, informó su oficina.

Israel elevó el estado de alarma de su ejército tras los ataques el lunes, que se registraron después de que en las últimas semanas fuera asesinado un activista judío y de tres incidentes en los que palestinos atropellaron a israelíes con sus vehículos. Además, la noche del viernes policías israelíes mataron a un árabe israelí de 22 años.

Mientras tanto, decenas de miles de palestinos conmemoraron el décimo aniversario de la muerte de Arafat, quien lideró durante décadas la lucha por un estado independiente. Abbas depositó por la mañana una corona en su tumba.

En un discurso en Ramalá, Abbas cuestionó también al movimiento radical islámico Hamas, que conforma un gobierno de unidad con su partido Al Fatah.

"Todos los días hablan en contra nuestra, igual que los israelíes. Dicen exactamente las mismas palabras, usan la misma retórica", consideró.

La ceremonia que se iba a realizar en la Franja de Gaza fue suspendida después de que se registraran una serie de ataques contra miembros de Al Fatah, fundado por Arafat, el pasado viernes.

El legendario líder palestino murió el 11 de noviembre de 2004 en un hospital militar cerca de París. Durante años se especuló sobre la verdadera causa de la muerte de Arafat, considerado una figura simbólica de la causa palestina.

El año pasado, expertos franceses y rusos analizaron muestras tomadas en su tumba y desecharon la tesis de que fue envenenado, que aún es sostenida por muchos palestinos.

En tanto, la nueva jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, y el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, alertaron de una nueva espiral de violencia en Cercano Oriente.

"Existe el peligro de que la violencia vuelva a adoptar pronto una forma muy dramática", aseguró Mogherini tras un encuentro con Steinmeier en la capital alemana, en el que condenaron los ataques mortales con cuchillo del lunes.

EL(dpa, reuters)

Publicidad