Acuerdo sobre migración: Turquía cumple, Grecia no | Europa | DW | 08.12.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Acuerdo sobre migración: Turquía cumple, Grecia no

La redistribución de los solicitantes de asilo en la UE no avanza. Más peticionarios no aceptados en el resto de Europa serán regresados a Grecia. La UE restaurará a partir de marzo el Acuerdo de Dublin.

Campamento irregular de refugiados en Lesbos, Grecia.

Campamento irregular de refugiados en Lesbos, Grecia.

Los estados miembro de la UE reciben aún a muy pocos solicitantes de asilo de Grecia e Italia, a donde llega la mayoría, se queja el  Comisario Europeo, Dimitris Avramopoulos, en Hamburgo, durante la presentación del último balance de la política de refugiados y migración de la Unión Europea.

La mayoría de los países de la UE no cumple aún con el compromiso legal de acoger a un número proporcional de peticionarios de asilo. Hasta octubre de 2016 se deberían haber repartido a 160.000 personas que esperan desesperadas en los campamentos de Grecia e Italia.

Polonia, Hungría y República Checa no quieren refugiados

A Italia han llegado este año casi tantos inmigrantes en barco como en 2015. En Grecia esperan unas 70.000 personas sus procesos de asilo, reubicación o deportación. Allí viven en campamentos que no cumplen con las normas europeas. La Comisión Europea y Grecia busca adecuarlos para el invierno.

La Comisión Europea quiere aumentar las tasas de redistribución de Grecia e Italia hacia otros países de la UE. El plan es trasladar, cada mes, a 2.000 personas desde Grecia y 1.000 desde Italia.

"Aún no queremos aplicar sanciones o ejercer presión sobre los Gobiernos de países que se niegan a cumplir con la obligación de recibir refugiados”, reconoce Avramopoulos. En teoría, la Comisión Europea puede abrir procesos de castigo contra Polonia, Hungría, Dinamarca, Eslovaquia y la República Checa por no recibir refugiados. Pero es que la gran mayoría de los demás estados no han cumplido con la cuota asignada, mientras Grecia e Italia han enfrentado casi solos el problema.

Y la presión sobre Grecia aumentará. Desde el 15 de marzo de 2017, los inmigrantes o solicitantes de asilo que lleguen a través de Grecia y la ruta de los Balcanes a Austria, Eslovenia, Hungría o Bulgaria serán deportados desde allí a Grecia, como lo estipula el Acuerdo de Dublín III sobre procedimientos de asilo.

Grecia ha recibido dinero, pero no ha hecho la tarea

Turquía, por su parte, ha cumplido con los compromisos hechos con la UE, a pesar de las amenazas de Ankara y las tensiones entre Ankara y Bruselas. Solo unos 80 migrantes cruzan cada día el mar Egeo, de Turquía rumbo a las islas griegas.

Grecia, en cambio, no logra cumplir con el retorno de peticionarios no aceptados hacia Turquía. Hasta ahora Atenas ha logrado deportar a tan sólo 95 refugiados a Turquía. La Comisión Europea  insta a Grecia a acelerar el proceso y recuerda que Bruselas le ha puesto a Atenas suficiente dinero y personal para cumplir con dicha tarea.

DW recomienda

Publicidad