Acuerdo nuclear con Irán enciende las alarmas en Israel | El Mundo | DW | 25.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acuerdo nuclear con Irán enciende las alarmas en Israel

Presidente de Israel, Simon Peres, dijo que se trataba de un acuerdo “temporal”, mientras que Barack Obama llamó a Netanyahu para explicarle alcances del trato.

Si hay un lugar en el mundo donde no cayó bien el acuerdo alcanzado entre Irán y las seis potencias mundiales con respecto a las ambiciones nucleares de Teherán es en Israel. A sabiendas de la sensibilidad del tema para ese país de Medio Oriente, la noche del domingo (24.11.2013) el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, telefoneó al primer ministro Benjamin Netanyahu, para conversar sobre los alcances del trato.

El diálogo tuvo también como objetivo reforzar el apoyo y el compromiso de Washington con Israel, según un reporte de la BBC. Obama señaló que buscaba comenzar las consultas con su aliado de inmediato, teniendo en mente una solución definitiva y a largo plazo con respecto al tema nuclear. En primera instancia,Irán se comprometió a limitar su enriquecimiento de uranio por los próximos seis meses a cambio de un relajo en las sanciones impuestas por Occidente.

Éstas han menguado la economía iraní al menos en 1,5 puntos porcentuales de su PIB, por lo que el acuerdo puede ser considerado un éxito para la complicada situación financiera del país. No en vano su negociador, el ministro de Exteriores Javad Zarif, fue recibido en Teherán como un héroe. La prensa ha informado que el acuerdo es fruto de negociaciones que comenzaron de forma secreta hace diez meses en Omán, donde se reunieron altos funcionarios estadounidenses con sus pares iraníes.

Iraníes esperan el arribo del ministro Javad Zarif portando imágenes del presidente Hassan Rohani.

Iraníes esperan el arribo del ministro Javad Zarif portando imágenes del presidente Hassan Rohani.

Escepticismo

Mientras, el presidente de Israel, Simon Peres, declaró el domingo (24.11.2013) que el acuerdo alcanzado en Ginebra era “temporal” y llamó a buscar una solución diplomática y de largo plazo al asunto. “Se trata de un acuerdo temporal, y sus efectos secundarios y consecuencias solamente se podrán analizar en base a los resultados, no únicamente en base a las palabras”, declaró Peres, según el diario israelí Yedioth Ahronoth.

El mandatario recordó que Obama dijo que sin solución diplomática, “las alternativas serán más serias y graves”, por lo que aseguró que Israel también prefiere “una solución diplomática antes que cualquier otra”. Y se dirigió a los iraníes, diciéndoles que “no somos sus enemigos y no tienen ustedes que ser los nuestros. Nunca los hemos amenazado, ¿por qué nos amenazan? No hay necesidad de ello”.

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Moseh Yaalon, criticó el acuerdo (al que calificó de “error histórico”), señalando que más que un éxito para Occidente, se trata de una “rendición ante la ofensiva amable de Irán, destinada a conseguir más tiempo”. En Canadá también se mostraron escépticos. Su ministro de Exteriores, John Baird, dijo que Ottawa mantendrá las sanciones impuestas contra Irán.

DZC (BBC, Europa Press, El Mundo)

DW recomienda

Publicidad