Acuerdan suspender límite de deuda en EE.UU. | El Mundo | DW | 12.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Acuerdan suspender límite de deuda en EE.UU.

La medida aprobada por el Senado tiene vigencia hasta 2015. Esto permitirá al gobierno asumir los créditos que considere necesarios durante un año más.

El Senado de Estados Unidos dio este miércoles la aprobación final al proyecto de ley que prevé una suspensión del límite de deuda hasta marzo de 2015, lo que le permitirá al gobierno de Barack Obama tomar los créditos que necesita durante un año más.

La normativa fue aprobada por 55 votos a favor y 43 en contra y queda así lista para que Obama la convierta en ley con su firma, ya que la Cámara de Representantes dominada por la oposición republicana ya la aprobó la víspera.

A la iniciativa se le ha dado en Estados Unidos el calificativo de "clean" (limpia) porque no viene ligada a ningún condicionamiento, algo que es considerado como una derrota de los republicanos más conservadores que en los últimos años siempre trataron de negociar alguna concesión para dar su visto bueno.

"Capitulación" republicana

La prensa estadounidense de hecho lo ha calificado de "capitulación" de la cúpula republicana en el Congreso, que atribuye la decisión sobre todo a las críticas que recibió tras forzar el cierre del gobierno durante dos semanas en octubre a causa de otro pulso político similar con los demócratas.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reiteró de hecho la decisión del gobierno de no dejarse chantajear por los republicanos.

"No vamos a pagar ningún rescate a cambio de que el Congreso cumpla con su trabajo", dijo en su rueda de prensa diaria, pocas horas antes de la votación.

Actualmente, Estados Unidos tiene unos 17,2 billones de dólares de deudas. El país ya llegó al techo de su deuda la semana pasada, aunque el Departamento del Tesoro fijó para finales de mes el momento en que se quedaría efectivamente sin dinero.

Esperar hasta el último minuto como se hizo el pasado octubre para llegar a un acuerdo hubiera puesto nerviosos sobre todo a los mercados financieros internacionales, lo que hubiera podido reducir la confianza en Estados Unidos, tal como advirtió reiteradamente el secretario del Tesoro, Jack Lew, las pasadas semanas.

EL(dpa, efe)

Publicidad