Activista india termina 16 años de huelga de hambre | El Mundo | DW | 09.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Activista india termina 16 años de huelga de hambre

Irom Sharmila dijo que luchará por medios políticos a partir de ahora. “Hice huelga por 16 años y no he conseguido nada”, lamentó.

Luchó durante casi 16 años para intentar que se derogara una ley en su estado natal, y no tuvo éxito. Por ello, la icónica activista india Irom Sharmila decidió este martes (09.08.2016) romper su huelga de hambre para buscar nuevas formas de lucha. La manera en que puso término a sus largos años de ayuno, en los que fue alimentada a la fuerza por vía nasal, fue probando un poco de miel ante las cámaras.

Sharmila, de 44 años, comenzó la huelga el 2 de noviembre de 2000, cuando tenía 28 años. Su objetivo era luchar contra la Ley de Facultades Especiales de las Fuerzas Armadas (AFSPA) en el estado de Manipur, en el noreste de India. Dicha legislación permite la instalación de una suerte de estado de excepción que proporciona amplios derechos al Ejército. Esa ley rige desde 1980 y Sharmila comenzó su manifestación luego de que 10 personas murieran a manos de un grupo de seguridad paramilitar subordinado al Gobierno, en 2000.

Poco después de iniciada su huelga, la activista fue arrestada por intento de suicidio y desde entonces permaneció bajo custodia judicial en un hospital estatal donde empezaron a alimentarla por sonda. Ella se negó a comer y a pedir su libertad bajo fianza. Este martes Sharmila dijo “hice huelga de hambre durante 16 años y no he conseguido nada. Ahora quiero probar otras formas de protesta”. Adelantó que se presentará a las elecciones en Manipur del año 2017.

Decisión mal recibida

La decisión de la activista, que también pidió su libertad bajo fianza, no ha sido bien recibida por sus pares ni por los insurgentes. Algunos grupos de mujeres declararon que estaban enfadadas por lo que consideran una traición y algunos grupos insurgentes la instaron a seguir con el ayuno. “La gente rechaza mi decisión. Quieren que permanezca intubada, sin deseos, sin sentimientos, como un símbolo de resistencia”, dijo la activista. “Hoy rompo mi ayuno. Nunca olvidaré este momento”, agregó.

Babloo Loitongbam, quien lleva años apoyándola, declaró que “si su lucha no ha funcionado en 16 años, no hay garantías de que lo haga en 17 o en 20, así que está cambiando de táctica. Si la lucha política le proporciona los resultados necesarios, también debemos entender su forma de pensar y apoyarla”. Sharmila abandonará el hospital Jawaharlal Nehru en los próximos días y añadió que no tiene intención de romper el voto que hizo de no ver a su madre hasta que la Ley AFSPA sea abolida.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda