Acero y vaqueros, armas en la guerra comercial | Economía | DW | 08.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Acero y vaqueros, armas en la guerra comercial

Nadie sabe cuándo empezará. Si el jugo de naranja se encarecerá en Europa, o el acero en EE.UU. Si habrá excepciones para Canadá o México. O si China se acaba enfadando.

Los titulares se precipitan desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hace poco que llevaría a cabo de forma inminente su promesa electoral de imponer mayores aranceles al acero y al aluminio extranjeros. En Europa y otras regiones se habla de "aranceles punitivos". Este jueves (08.03.2018) Trump podría firmar formalmente la orden que daría forma a sus amenazas. Algo para lo que no necesita el apoyo del Congreso.

Un aval que dudosamente sería capaz de conseguir, pues a mediados de la semana alrededor de un centenar de congresistas republicanos le hicieron llegar una carta expresando su preocupación por dichos planes. Temen las consecuencias que esto podría tener para las empresas estadounidenses. Todo ello después de la dimisión de su principal asesor en materia económica, Gary Cohn.

¿De qué países estamos hablando?

Hay toda una serie de cuestiones legales a aclarar. Al fin y al cabo se trata en última instancia de una cuestión de derecho internacional, por lo que entraría en juego la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Trump kündigt Strafzölle für Stahl und Aluminium an (picture-alliance/dpa/P. Pleul)

¿Cuáles serán las consecuencias para el acero alemán?

Pero nada está claro aún, ni en cuanto a cuándo puede llegar la firma formal ni en lo relativo a qué países se verían afectados por dichos aranceles. De hecho, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que podría haber excepciones para diferentes países, entre los que mencionó a los Estados vecinos de Canadá y México.

Trump quiere dar a ambos países un período de gracia. Por ahora estarían exentos de los aranceles en cuestión. Sin embargo, a cambio tendrían que hacer concesiones en las negociaciones en marcha para la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), según dijo el asesor presidencial Peter Navarro a Fox Business.

La "reacción adecuada" de China

Que China no estará entre esas excepciones es algo que se sabe en Pekín, que endureció el tono el jueves: su ministro de Exteriores, Wang Yi, anunció que la imposición de tales aranceles impositivos conllevaría una "reacción adecuada y necesaria" desde el lado chino. Una guerra comercial no sería de utilidad a nadie, dijo Wang, quien añadió que se trata de una lección aprendida de la Historia.

Peking PK Wang Yi Außeniminister China (picture-alliance/dpa/G. Jinfh)

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, en la rueda de prensa en Pekín

En Bruselas ya llevan varios días con eslóganes como este. Ahora ya han recurrido a una antigua táctica: ojo por ojo, vaqueros por el acero. "Las guerras comerciales son malas y fáciles de perder", declaró el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

En Alemania, exportadora neta, también han sonado las advertencias. "La Unión Europea no debería dejar que los argumentos económicos desencaminados de Trump lleven a una escalada", dijo el experto en economía Christoph Schmidt a la revista "Focus". A mediados de la semana, la Comisión Europea ya tenía una lista de productos a los que podrían aplicarse aranceles en caso de que EE.UU. actuase sobre las importaciones de acero y aluminio.

Puestos de trabajo en peligro

Productos típicos estadounidenses como las motocicletas Harley Davidson, los vaqueros Levy's o el whisky Bourbon están en el punto de mira del Ejecutivo comunitario para reaccionar frente a los aranceles punitivos de Trump. Según la comisaria de la UE para asuntos comerciales, Cecilia Malmström, la decisión no está tomada, pero Bruselas "está lista para reaccionar de manera adecuada". La comisaria sueca añadió que otros bienes presentes en la lista son la mantequilla de cacahuate y el jugo de naranja.

Deutschland Harley Days in Hamburg (picture-alliance/dpa/D. Bockwoldt)

Las motos de la marca Harley están en el punto de mira de la Comisión Europea

Pero en Alemania hay decenas de miles de puestos de trabajos dependientes de la producción de acero y aluminio, recuerda el director del centro de investigación económica germano DIW, Marcel Fratzscher. "Algunos de ellos podrían estar en peligro", continúa, "un perjuicio que sería todavía mayor en caso de que los aranceles acaben extendiéndose también a los automóviles, posibilidad que Trump ya ha mencionado".

En efecto, la respuesta de Washington a la reacción de Bruselas ha sido amenazar con aranceles del 25% para los coches importados. "Créanme, entonces no seguirán adelante", dijo Trump.

Sea como fuere, la UE responderá inmediatamente con aranceles a las medidas proteccionistas de Trump, aclaró Malmström. Algo así sí sería conforme a las reglas de la OMC. Además, podrían presentar una queja ante esta organización internacional, para lo cual Bruselas hablará con otros países que también se vean afectados por las medidas de Trump.

"Si Donald Trump hace entrar en vigor dichas medidas hoy por la tarde, tendremos todo un arsenal de respuestas a nuestra disposición", dijo este mismo jueves a la cadena BFM TV el comisario comunitario de economía, el francés Pierre Moscovici. La UE dice querer evitar una escalada con Washington. Sin embargo, se prepara para responder con premura si este actúa.

ar/bea (eal, vt) (dpa, rtr, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:16
Now live
01:16 minutos

Europa prepara una respuesta a Trump

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema