Accidente en planta nuclear: ruedan cabezas | Alemania | DW | 16.07.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Accidente en planta nuclear: ruedan cabezas

Fue destituido director responsable de la energía atómica en Alemania de la empresa energética sueca Vattenfall, debido a dos accidentes en plantas nucleares.

Bomberos apagan el fuego en un transformador de la central atómica de Krümmel, el 28.06.2007.

Bomberos apagan el fuego en un transformador de la central atómica de Krümmel, el 28.06.2007.

La presión política y de los medios fue demasiado para Vattenfall. La canciller federal, Angela Merkel, que tiene planes para reactivar la energía atómica en el país, reaccionó airada luego de un incendio en una planta nuclear y un cortocircuito en otra hace dos semanas y media en Alemania.

Pronto Vattenfall fue la comidilla de los medios de comunicación, a medida que se iban conociendo más detalles de los accidentes en las plantas de Krümmel y Brunsbüttel, y los consumidores comenzaron a cambiar de abastecedor eléctrico.

Deutschland Brand in Atomkraftwerk Krümmel

El viernes 29.06.2007 todavía salía humo de los transformadores en Krümmel.

Vattenfall recurrió hoy a una frenada en seco. Junto a Bruno Thomauske, el director de energía atómica de Vattenfall Alemania, destituyó también al portavoz de prensa, Johannes Altmeppen.

El director general de Vattenfall Alemania, Klaus Rauscher, también bajo presión por el accidente mayor, en la planta de Krümmel, permanece en su puesto, por ahora. El objetivo de las destituciones es, escribe Vattenfall en su comunicado de prensa, “recuperar la confianza perdida”.

La fecha del despido parece haber sido cuidadosamente elegida. Hoy, investigadores de la Supervisión de Plantas Atómicas interrogan al personal de la central nuclear de Krümmel, donde se incendió una central de transformadores. Se cuenta con que los resultados de los interrogatorios no van a arrojar muy buena luz sobre el funcionamiento de la planta.

No se sabe aún qué sucedió exactamente

Atomkraftwerk von Brunsbüttel

La planta de Brunsbüttel, afectada por un cortocircuito.

Más de dos semanas después del accidente de Krümmel no se sabe aún realmente qué fue lo que sucedió. El último informe detallado de Vattenfall abrió más interrogantes de los que contestó.

Por ejemplo por qué después del incendio en la central de transformación de la planta de Krümmel se hallaron hasta 37 personas en la sala de comandos de la central, cuando lo normal son cinco.

Para Michael Sailer, experto en reactores nucleares del Öko-Institut Darmstadt, que tiene posiciones críticas con respecto a la energía nuclear, ello es un indicio de que los responsables temían que el accidente pudiera adquirir proporciones muy críticas.

“Evidentemente fue llamado todo el personal que de una u otra forma podía ayudar a superar la situación”, dijo Sailer en declaraciones a la revista Der Spiegel.

Empresa crea comisión investigadora

Sigmar Gabriel (socialdemócrata), el ministro alemán de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear, estimó “correcta” la destitución del jefe del sector nuclear de Vattenfall. “El Sr. Thomauske tiene una mentalidad de secretismo y no quiere aclarar las cosas”, dijo Gabriel.

Para Greenpeace, la ONG ambiental BUND y el partido ecologista Los Verdes, el despido de Thomauskes no basta. Greenpeace, por ejemplo, exige que sean apagadas consecuentemente todas las centrales nucleares más antiguas, entre las que se cuentan las de Krümmel y Brunsbüttel.

En el ínterin, Vattenfall anunció que creará una comisión independiente, dotada de un presupuesto de cinco millones de euros, para aclarar todos los aspectos de seguridad en las centrales Krümmel y Brunsbüttel. De acuerdo con lo dispuesto hasta ahora en Alemania, todos los reactores nucleares serán puestos fuera de servicio sucesivamente, el último en el año 2021.

DW recomienda