¿Acceso al agua potable? Un lujo en India | Global Ideas | DW | 02.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Global Ideas

¿Acceso al agua potable? Un lujo en India

El agua de grifo a menudo no es potable en India. Por lo tanto, muchos beben agua embotellada, pero millones de indios no pueden permitírselo. Los emprendedores sociales ofrecen una solución inusual.

La comunidad que vive rodeando el vertedero de Bhalswa, en Delhi, llegó a la capital desde Bengala Occidental en busca de una vida mejor. Sin embargo, sus improvisadas casas de ladrillo se apretujan contra los enormes montones de desechos.

Todos los días, suben a la "montaña de basura", como se conoce al vertedero de 30 metros de altura, con el objetivo de rescatar residuos para su posterior reventa. La mayoría de las familias ganan entre 100 (1,29 euros; 1,45 dólares,) y 400 rupias (5,16 euros; 5,79 dólares) al día.

La vida es dura y con el poco dinero que ganan, se ven obligados a comprar agua embotellada.

"El agua es un gran problema. No hay calles ni desagües y el agua entra en las casas", cuenta Latipha Bibi, uno de los recolectores de basura.

Alrededor de 30 familias obtienen agua de una misma fuente, que fluye durante dos o tres horas al día. Sin embargo, según los recolectores de basura la contaminación del vertedero cercano se filtra por las tuberías, de modo que tienen que dejar correr el agua durante mucho tiempo hasta eliminar los contaminantes. Finalmente, solo tienen unos 30 minutos de agua limpia al día.

Un hombre vendiendo agua embotellada.

El agua embotellada es una opción cara para los indios más pobres, pero a menudo no tienen otra opción que comprarla.

"El agua sale amarilla y negra", dice Anil Chaurasia, de la ONG local Chhath Puja Dharmik Samaj Kalyan Samiti, que presiona al gobierno para obtener servicios y comodidades en nombre de la comunidad. "El basurero expulsa amoníaco y gas metano. A veces incluso se incendia y arde día y noche. Como consecuencia, el agua subterránea está completamente contaminada", explica.

Los problemas del agua en India

La contaminación del agua es un problema en la mayor parte de India. El exceso de arsénico, fluoruros y metales pesados contaminan el agua subterránea en un país que depende de esta fuente para el 80 por ciento de su suministro de agua doméstica, según el Banco Mundial.

Y el cambio climático está empeorando las cosas. Los patrones climáticos irregulares y las sequías significan que el agua subterránea que se emplea para la agricultura y el uso doméstico no siempre se repone. Al mismo tiempo, el aumento del nivel del mar está provocando que el agua salada contamine los lagos y ríos de agua dulce, haciéndolos no potables.

A unos 1.700 kilómetros de Bhalswa, los habitantes de Mangamaripeta, en la Bahía de Bengala, son testigos de cómo el Océano Índico sube de nivel a su alrededor y se filtra en sus aguas subterráneas.

"El agua subterránea cerca de la playa es toda agua salada", afirma Garikina Ratna, una de las aldeanas. "Durante unos 10 días al mes, nos enfrentamos a problemas de agua. Así que tenemos que arreglárnoslas con el agua almacenada", lamenta.

Al igual que los recolectores de basura de Bhalswa, muchos dependen del agua embotellada para beber y cocinar. Esto cuesta hasta 30 rupias al día, que es más de lo que algunas familias pueden permitirse, por lo que se ven obligadas a beber el agua municipal que, según afirman, está contaminada.

La población en India no confía en el agua que sale de sus grifos. El mercado del agua embotellada creció un 184 por ciento entre 2012 y 2017, según cálculos de la firma de investigación de mercado Euromonitor.

El gobierno indio ha prometido garantizar agua potable a todas las familias del país para 2022. Pero muchos dudan de que pueda cumplir su promesa. Mientras tanto, las nuevas y empresas sociales, algunas con financiación estatal, están ofreciendo alternativas más baratas al agua embotellada.

Agua de la máquina expendedora

Una mujer con un chal azul frente a un vertedero.

Latipha Bibi (en la foto) gana dinero recogiendo residuos en el vertedero junto a su comunidad, pero ese vertedero también está contaminando el agua subterránea.

En la última década, se han instalado miles de máquinas dispensadoras de agua en todo el país, donde la gente puede recoger agua en sus propios recipientes a precios bajos. Algunas compañías utilizan camiones cisterna para rellenar las máquinas expendedoras, pero otras, como Swajal, bombean agua del suelo o de los ríos y la depuran.

"Vengo de una pequeña aldea en Uttar Pradesh y allí el agua es un problema", cuenta Vibha Tripathi, directora ejecutiva de Swajal. Tripathi comenzó a preocuparse por el problema del agua en India después de que su prima de dos años muriera de diarrea. En India, la gastroenteritis es la tercera causa más común de muerte en niños.

Desde el lanzamiento de Swajal en 2014, Tripathi y su equipo han instalado alrededor de 400 máquinas expendedoras de agua en todo el país. La empresa cobra más por el agua en las ciudades, recortando los precios en las aldeas donde las comunidades no ganan tanto. En las ciudades, un litro cuesta alrededor de una rupia (un céntimo de euro). En las aldeas, Swajal cobra la mitad.

Tripathi opina que el gobierno no tiene la capacidad de llegar a los cientos de millones de personas que se enfrentan a la crisis del agua. Por ejemplo, en el caso de Bhalswa, un único grifo suministra agua limpia durante tan solo 30 minutos porque la tubería no recibe mantenimiento. Y el grifo solo se construyó después de meses de peticiones de la comunidad.

Tripathi cree que la infraestructura llegará, pero mientras tanto, empresas como la suya pueden llevar agua limpia a comunidades que de otro modo no la tendrían.

El agua limpia sigue siendo inalcanzable

El gobierno indio estima que el mercado para el tratamiento de agua y aguas residuales tiene un valor de 375 millones de euros (420 millones de dólares) y está creciendo rápidamente. Aún así, puede llevar muchos años para que una compañía recupere el coste de una máquina expendedora.

Contenedores llenos de agua en un jardín.

Algunos indios solo usan el agua municipal para fregar y aún así la hierven.

Y a pesar de que las máquinas dispensadoras y otras soluciones, como los filtros domésticos de agua corriente de bajo costo, son más baratos a largo plazo que el agua embotellada, las comunidades pobres están pagando mucho más por el agua de lo que pagarían si el suministro público fuera limpio y seguro.

Incluso cuando las nuevas empresas de suministro de agua llenan el vacío, están lejos de llegar a todas las personas que viven por debajo del umbral de pobreza en India. Para finales de este año, Swajal pretende instalar 1.000 dispensadores de agua en todo el país, pero no hay ninguna máquina prevista para el vertedero de Bhalswa.

Por ahora, la única opción para la comunidad es seguir presionando para que mejore la situación, y aunque la población ha oído hablar de las máquinas expendedoras de agua, preferiría que las autoridades tomaran medidas.

"Hemos acudido a nuestros representantes del gobierno 15 o 20 veces para exigir una conexión de agua potable", critica Saira Banu, residente de Bhalswa. Banu hierve agua para lavar, pero aún así no es potable, por lo que se ve obligada a comprar agua embotellada.

Según Chaurasia, el gobierno ha prometido construir una planta de tratamiento de agua para las comunidades que viven cerca de Bhalswa después de 2019. Pero en vista de las próximas elecciones de este año, no está claro si el gobierno actual seguirá en funciones para llevar a cabo el proyecto, dejando a Bhalswa en un estado de incertidumbre.

"Los actuales representantes del gobierno local dicen que sucederá lentamente. Pero no sabemos cuándo ni cómo", señala Banu.  

*DW se ha puesto en contacto en múltiples ocasiones con el Ministerio de Recursos Hídricos, Aprovechamiento de los Ríos y Rejuvenecimiento del Ganges, la Junta Central de Aguas Subterráneas y el Comité de Control de la Contaminación de Delhi para recabar sus comentarios, pero en el momento de la publicación no ha recibido respuesta.

Autor: Manon Verchot, Delhi (ar/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Enlaces externos