Absuelven al expresidente alemán Wulff en juicio por corrupción | Alemania | DW | 27.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Absuelven al expresidente alemán Wulff en juicio por corrupción

El expresidente alemán Christian Wulff fue absuelto en un mediático juicio por el escándalo de presunto tráfico de influencias que forzó su renuncia a la jefatura de Estado hace dos años.

El fallo de la corte de Hannover pone punto final este jueves (27.2.2014) a uno de los grandes revuelos de la política alemana de los últimos años y libera al cristianodemócrata (CDU) de las sospechas que le costaron el cargo, la carrera política e incluso su matrimonio.

El político de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel estaba acusado de aceptar una invitación del productor David Groenewold a la Fiesta de la Cerveza de Múnich en 2008, cuando era primer ministro de Baja Sajonia, por 720 euros (964 dólares).

Los fiscales sostenían que, a cambio, Wulff escribió una carta al gigante electrónico Siemens pidiendo fondos para un proyecto de Groenewold, también acusado por corrupción en el juicio. En el inicio del juicio a mediados de noviembre, Wulff, de 54 años, se defendió calificando de "absurdos" los cargos y aseguró no haber aceptado nunca favores en 37 años de carrera política. Además, dijo no saber que Groenewold había pagado su alojamiento en Múnich.

Escándalo estalló en 2011

El escándalo estalló en diciembre de 2011, cuando el diario más leído de Alemania, el sensacionalista Bild, publicó que el entonces presidente alemán había recibido un crédito privado de un amigo empresario para comprarse una casa. Las acusaciones de

tráfico de influencias y vacaciones pagadas por empresarios amigos se sucedieron durante semanas en los principales medios de comunicación alemanes, mientras el político negaba cualquier irregularidad.

Wulff llegó a llamar a Bild para intentar frenar las acusaciones, con lo que terminó de ponerse en contra a la opinión pública. El 17 de febrero de 2012, un día después de que la Fiscalía General pidiera suspender su inmunidad para investigarlo, presentó su renuncia. Había pasado sólo 598 días en el cargo.

La amplia investigación fue desechando y minimizando desde entonces todas acusaciones y sospechas, con excepción del viaje a la "Oktoberfest" de Múnich por el que Wulf fue absuelto hoy.

En abril de 2013, la fiscalía ofreció a Wulff y Groenewold evitar la demanda a cambio de un pago de 20.000 euros, pero ambos se negaron. Días más tarde, los fiscales anunciaron la acusación.

Durante el juicio iniciado el 14 de noviembre del año pasado fueron citados a declarar decenas de testigos, incluidos una conocida actriz de televisión y la mediática exmujer de Wulff, Bettina.

CP (dpa, rtr, afp)

Publicidad