Abdo Benítez jura como presidente con la promesa de un nuevo Paraguay | América Latina | DW | 15.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Abdo Benítez jura como presidente con la promesa de un nuevo Paraguay

El nuevo mandatario conservador se solidarizó con los pueblos de Venezuela y Nicaragua, ante la situación de crisis que enfrentan esos países.

Mario Abdo Benítez se convirtió este miércoles (15.08.2018) en el nuevo presidente de Paraguay y tras juramentarse en el cargo prometió cambios profundos para superar los graves problemas del país como la corrupción, el crimen organizado y las carencias en educación y salud.

Benítez, de 46 años, pertenece al conservador Partido Colorado y sucede en el cargo a Horacio Cartes, del mismo partido. Éste había entregado antes la banda presidencial y el bastón de mando al presidente del Congreso, Silvio Ovelar, y no participó en los demás actos.

"Es la oportunidad de decidir qué tipo de país se espera construir", dijo Benítez en su primer discurso, de una media hora. Y se preguntó: "Será un capítulo repetido o el inicio de una real transformación de la república, cargada de esperanza, ilusiones y desafíos. Un camino que permita decidir seguir hacia el futuro o estancarse en el pasado".

El flamante presidente de Paraguay aseguró que la educación será una de las prioridades de su gestión de cinco años. "Nos enfocaremos en una política educativa llena de valores. Los maestros serán mis mejores compañeros. Son los agentes de cambio. Buscaremos su capacitación constante", prometió.

Se mostró convencido de que su misión histórica es unir al país en valores. "Que la unidad sea una herramienta para una transformación decisiva y que venga de las manos (de la gente) la construcción de un mejor Paraguay", pidió.

Solidaridad con los pueblos de Venezuela y Nicaragua

En materia de política exterior hizo un llamado a una verdadera integración regional dejando de lado discursos demagógicos y convocó a un dialogo sincero, a la vez que se solidarizó con los pueblos de Venezuela y Nicaragua, ante la situación de crisis que enfrentan esos países. "No debe haber fronteras para ser solidarios con los pueblos que sufren violaciones graves. Paraguay no va a mantenerse indiferente al sufrimiento de pueblos hermanos. Es hora de dejar de lado la hipocresía", añadió.

Asimismo, Benítez prometió el fin de la impunidad, una justicia independiente y el combate al crimen organizado. "No queremos más violencia de ninguna forma", sentenció.

"La inseguridad, el tráfico de drogas y el crimen transnacional organizado siguen siendo flagelos en el país y la región", admitió el mandatario y prometió trabajar con los países aliados para combatir el crimen en todas sus formas. "No es aceptable que nuestras fronteras sean espacio para el florecimiento de organizaciones criminales. No les daremos tregua. No descansaremos hasta que los secuestrados vuelvan a su casa con sus familias".

Ver el video 02:42
Now live
02:42 minutos

Paraguay: los retos económicos del gobierno

Abdo Benítez saludó la presencia en el acto de Obdulia Florenciano, la madre del oficial de policía Edelio Morínigo, que fue secuestrado el 4 de julio de 2014 por la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Nada se ha sabido de él desde entonces.

Los actos de cambio de gobierno en Paraguay continuarán durante el resto del día y culminarán en la tarde con un desfile militar y policial. 

EAL (dpa, efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema