¿A qué le tienen miedo los alemanes? | Alemania Hoy | DW | 07.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

¿A qué le tienen miedo los alemanes?

Los atentados yihadistas y la violencia política de derecha e izquierda han dejado huella en los alemanes y figuran a la cabeza de la lista de sus temores, según revela una nueva encuesta.

No, el alemán no es un pueblo temeroso. "Es un diagnóstico errado”, afirmó en Berlín Manfred G. Schmidt, politólogo y director del estudio "Los miedos de los alemanes”. La mayoría de los temores tiene una raíz real, a juicio de Schmidt, quien indicó que "los principales miedos germanos tienen que ver con "tareas irresueltas” del ámbito político y económico.

Los tres mayores temores

La gran mayoría de los alemanes (71 por ciento) teme al terrorismo, señaló Brigitte Römstedt, portavoz de la aseguradora R+V Versicherung, que financió el estudio. Cabría preguntarse por qué el porcentaje es tan alto, teniendo en cuenta que la probabilidad estadística de morir en un accidente de tránsito es mucho mayor que la de ser víctima de un atentado terrorista. Según Schmidt, la razón radica en que los consultados en general muestran preocupación por la política y la sociedad y no tanto por sí mismos. En términos generales, los alemanes se distinguen por amar la estabilidad y la seguridad.

Lea también:

Aumenta el miedo al futuro entre alemanes de mediana edad

En el segundo y tercer lugar de la lista quedaron otros miedos relacionados con la violencia. De acuerdo con el estudio, un 61 por ciento de los alemanes tiene temor al "extremismo político”, sin distinguir si su origen es de derecha o de izquierda. Ese es el mayor porcentaje registrado desde 1992, según destacó Römstedt. En el marco de los típicos temores germanos a la pérdida de estabilidad figura a continuación el miedo a "tensiones derivadas de la llegada de extranjeros”.

Menos temerosos

Una de las conclusiones más "notables”, en opinión de Schmidt, es la percepción de los 2.400 encuestados de la crisis del euro, que quedó en cuarto lugar. A diferencia de los políticos, que dicen que dicha crisis está bajo control, los ciudadanos mostraron una visión realista del peligro de que, a fin de cuentas, haya que pagar miles de millones por las deudas en el ámbito de la UE.

No obstante, los principales miedos se han reducido. Por eso, el índice de los temores bajó de 52 a 46 puntos. Pero dos ítems marcan la excepción: el miedo a los elementos nocivos en los alimentos y el miedo a las catástrofes naturales. Dado que la encuesta se realizó en julio de 2017, no se reflejó en ella el escándalo de los huevos contaminados.

La economía no asusta

En cambio, el panorama económico preocupa a relativamente pocos (37 por ciento). El miedo a perder el propio empleo solo aflige a un 27 por ciento. La cifra se redujo en 17 puntos porcentuales con respecto a la del año anterior, y nunca había sido tan baja. Eso es reflejo de una mejor situación económica, indicó Schmidt, recordando que desde 2005 se manifiesta una tendencia positiva en el mercado laboral.

A largo plazo, el estudio demuestra, según su autor, que la esfera política  toma en serio las preocupaciones por la política social y medioambiental. No obstante, Schmidt indica que también hay temores que son ampliamente ignorados. Y menciona como ejemplos la crisis de los refugiados y la crisis del euro.

DW recomienda