A puertas cerradas | La prensa opina | DW | 18.04.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

A puertas cerradas

La prensa europea condena la expulsión de estudiantes y empresarios extranjeros de China antes de los Juegos Olímpicos de verano.

default

El estadio conocido como "Nido del ave", en Pekín.

El periódico francés La Tribune, especializado en finanzas, toma con calma la posibilidad de un boicot chino a los productos galos: „¿Debemos tener miedo ante estas amenazas? La China de hoy no es la misma dictadura de antaño. La economía ha ganado autonomía. Los grandes contratos ya no se firman exclusivamente con base en criterios políticos. Y en cuanto a los consumidores chinos, éstos deciden de modo cada vez más racional, aún cuando el nacionalismo está muy arraigado. Así, el riesgo de un boicot efectivo es más bien pequeño. Además, Francia –por desgracia- es un proveedor menor para China.”

Silencio por temor

Desde Basilea, Suiza, el Basler Zeitung dice lo siguiente: “La apertura hacia el exterior es una conquista que muchos chinos ven con orgullo y, a la vez, con temor. Incluso los escépticos respecto al gobierno y al Partido Comunista se mantienen al margen de las protestas, a fin de no poner en riesgo tales avances. Es por ello que a muchos chinos les provoca terror ver las imágenes de las manifestaciones en el extranjero. La propaganda recalca el sentimiento de inseguridad en el que se advierte sobre posibles ataques terroristas. La estabilidad es lo primero. Y muy luego vienen temas como las restricciones a las libertades de empresarios o de periodistas extranjeros.”

China, aislada del mundo

El rotativo conservador vienés Die Presse critica la decisión de China de negar los permisos de residencia para empresarios extranjeros a lo largo del próximo verano: “Sería estúpido que el gobierno de Pekín haga pagar los platos rotos a los inversionistas extranjeros a causa de la disputa por el Tibet, imponiendo restricciones a sus viajes. Y lo sería más aún, si también los estudiantes extranjeros vieran cerradas las puertas del país. Esto significaría que las riendas del aparato estatal chino están en manos de quienes desean encapsular a la enorme nación y aislarla del resto del mundo. ¿Quién desearía ir a China, si ésta cierra sus compuertas? Tal y como van las cosas, la dirigencia china estará acompañada en la ceremonia inaugural por excéntricos como Lukaschenko, Castro, Chávez, Mugabe, Ahmadinejad y otros más que se dejarán celebrar por la ‘juventud del mundo'. Ah, y también por los dirigentes del Comité Olímpico Internacional, que reaccionan como si nada pasara.”

Enorme campaña

En Alemania, el Frankfurter Rundschau hace las siguientes consideraciones: “Se supone que es un evento para hacer homenaje al entendimiento entre los pueblos. En vez de ello, los Juegos Olímpicos de agosto en Pekín se celebrarán a puertas cerradas, pues sólo las personas autorizadas por el Partido Comunista estarán presentes. Pekín quiere deshacerse de posible críticos que puedan aparecer como factores molestos en la escenificación deportiva. El mundo será testigo de una enorme campaña propagandística. Un diálogo como el que sería deseable, sobre cuestiones críticas de la sociedad china, no se producirá.”