A la escuela, ¡caminando! | Diálogo Pandémico: pregúntale a Dr. Drexler | DW | 10.11.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Diálogo Pandémico

A la escuela, ¡caminando!

La falta de movimiento afecta la salud y el desarrollo infantil. Una iniciativa internacional se ha propuesto aprovechar el diario camino a la escuela para inculcar en los más pequeños un hábito sano: caminar.

Un bus a pie

Un bus a pie

Innumerables estudios de institutos científicos alemanes han demostrado que los niños de la generación que está en crecimiento es, en cuanto a salud, una bomba de tiempo. Uno de cada cinco niños y uno de cada tres adolescentes tiene sobrepeso. Al mismo tiempo, la actividad corporal de los más jóvenes se reduce a ojos vista.

Su capacidad motriz ha involucionado; por ejemplo, es alto el porcentaje de niños que no saben desplazarse hacia atrás. La falta de desarrollo motriz causa falencias en el desarrollo cerebral, lo cual se manifiesta en problemas en su capacidad matemática y en su desarrollo en general.

Urge actuar y moverse

La alarma ha sonado, y científicos de diversas ramos han convocado a la acción: se requiere de actividades preventivas, desde la casa a la escuela. Más zanahorias y menos hamburguesas, manzana en vez de chocolate…

...y caminar a la escuela en vez de ir en automóvil. El que los padres echen mano del auto representa una pérdida de la oportunidad de un movimiento sano como es el caminar y un problema bastante grave de seguridad vial para las escuelas.

Schüler auf dem Schulweg

El camino a escuela, entonces, ofrece una posibilidad de movimiento sano y al alcance de todos. "Y si el camino a la escuela es bonito, pacífico y atractivo para los niños, es bueno su desarrollo global", explicó a DW-WORLD Öyku Kaygusuz, encargada de comunicaciones del Verkehrsclub, el Club de Tráfico, una asociación comunitaria ecologista sin fines de lucro que coordina en Alemania I Walk to school, la iniciativa a nivel internacional para incentivar el movimiento en los niños, camino a la escuela. La idea surgió a mediados de los años noventa en Londres.

"Los niños que se desplazan mucho en automóvil conocen los lugares, pero no pueden enlazarlos internamente, les falta `el mapa interior´. Por ello es importante que los niños hagan a pie el camino a la escuela, a casa del amigo, al parque", se recalca en la campaña. En la ciudad de Roma, por ejemplo, su lema dice: "Los niños deben reconquistar la calle".

I walk to school, Zu fuß zur Schule, Caminar a la escuela agrupa a diversas asociaciones e instituciones que promueven el movimiento como parte del desarrollo integral del escolar. En Alemania, el Verkehrsclub coordina la campaña, siguiendo la fórmula: "menos tráfico motorizado y más bicicletas y peatones". Se trata de la seguridad de los niños, de su desarrollo integral y, para ellos muy importante, de una medida de concientización a favor del medioambiente.

Un bus escolar que va a pie

Una de las campañas más interesantes y llamativas que han llevado a cabo es por ejemplo, el pedibus: "Un adulto encargado recoge a unos niños en una plaza y avanza hasta la siguiente parada, a pie, en donde se unen otros camino a la escuela. Se consigue con ello primero que los niños vayan a pie, que se reduzcan los riesgos del ir solos y que aumente el atractivo del camino a la escuela", explica Kaygusuz añadiendo que la idea ha sido tomada ya por algunas escuelas como parte de la instrucción acerca del tráfico que todas las instituciones primarias están obligadas a impartir a sus pupilos.

DW recomienda