¿A dónde va a parar el dinero de la UE? | Europa | DW | 23.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

¿A dónde va a parar el dinero de la UE?

La Unión Europea destina una quinta parte de su presupuesto al “desarrollo regional”: unos 200.000 millones de euros. Un análisis muestra cómo se benefician las regiones europeas.

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), con sus 200.000 millones de euros, dispone de una quinta parte del presupuesto de la UE para el período 2014-2020. Su objetivo es reducir los desequilibrios económicos entre las regiones europeas. Para lograrlo, fomenta una amplia gama de proyectos, desde conexiones de banda ancha para regiones rurales de Grecia, hasta la fabricación de piezas de aviones en Alentejo, Portugal, por citar algunos ejemplos.

En su actual proyecto presupuestario, la Comisión Europea define al fondo como una "expresión de solidaridad entre europeos”. La idea parece funcionar. Muchos países del este y del sur de Europa reciben más dinero del que entregan, mientras los Estados económicamente más fuertes, aportan más de lo que recuperan. Ese es el caso de Alemania, a la que en el período 2014-2020 le correspondieron casi 11.000 millones de euros del FEDER, dedicados sobre todo a financiar proyectos de investigación o fomento de empresas. En el mismo lapso, el país aportó cerca de 30.000 millones de euros al presupuesto de la UE.

Desde 2014, los países miembros pueden asignar dinero de esta fuente a proyectos cuyos objetivos coincidan con los del FEDER. Pero también dichos Estados deben aportar recursos, ya que no se pretende reemplazar el financiamiento nacional, sino solo complementarlo. Por lo general, la UE asume la mitad de los costos de los proyectos en cuestión.

Polonia, el mayor receptor

Polonia es el que más fondos recibe de la UE: unos 40.000 millones en el período citado. Eso obedece a que la mayoría de las regiones del país han sido catalogadas como "poco desarrolladas”, lo cual implica que su producto interno bruto es inferior al 75 por ciento del promedio de la UE. Tales zonas reciben casi el 70 por ciento del dinero.

En el primer plano no se encuentran los países, sino las regiones. Por ejemplo, para Sicilia, situada en el económicamente más débil sur de Italia, se asignaron más de 3.000 millones de euros. También se ha visto favorecida Andalucía. Con menos de un 90 por ciento del PIB promedio de la UE, se la considera una "región en transición”.

Acento en el medio ambiente

Los recursos del FEDER han de financiar proyectos de innovación, respaldar empresas pequeñas y medianas e impulsar una economía con pocas emisiones de CO2. Este último es un aspecto que a la UE le gusta destacar. Cerca de una cuarta parte del fondo, unos 55.000 millones, fluyen a sectores vinculados con el medio ambiente. Por ejemplo, contribuyen a financiar el metro de Tesalónica, proyectos para mejorar el abastecimiento de agua en Rumania, Croacia o Bulgaria,  o medidas para limpiar los lagos de los Campos Flégreos, en las cercanías de Nápoles.

Griechenland Bau der U-Bahn in Thessaloniki 2017 (Imago/Zuma Press)

Construcción del metro de Tesalónica.

También Polonia, por lo general no muy conocida por su política de sustentabilidad ambiental, invierte unos 5.700 millones de euros en proyectos de reducción de emisiones de CO2.

Los proyectos con frecuencia son objeto de un seguimiento científico, para poder documentar sus éxitos.  Pero hay pocas evaluaciones en cuanto a las metas concretas que se ha trazado la UE.

Por otro lado, un estudio, encargado por la Comisión Europea analizó qué proporción de los fondos es consumida por los costos de administración. El resultado: la UE debe gastar, en promedio, unos 22.600 euros para administrar un millón de euros del FEDER. Eso equivale a cerca de un dos por ciento del gasto total, lo que no es particularmente muy elevado.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

(ers/cp)

DW recomienda