90 años de radio en Alemania | Sociedad | DW | 29.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

90 años de radio en Alemania

Desde hace 90 años, la radio acompaña a los alemanes. Con frecuencia se la ha dado por muerta, pero siempre se ha reinventado. Aquí damos un vistazo a su historia, estrechamente ligada a la del país.

El 29 de octubre de 1923, a las 20 hrs., se emitió el primer programa radial en Alemania. Fue un programa musical, con un foxtrot tocado en vivo ante el micrófono. Casi no hubo audiencia, porque en ese entonces muy pocos poseían uno de los costosos receptores de radio.

Junto a la música, la programación incluyó desde los primeros años transmisiones deportivas. Ya en 1930, el reportero Alfred Braun transmitió un partido de fútbol entre Alemania e Inglaterra, en vivo, desde el estadio de Berlín.

Propaganda nazi

A fines de 1931 expiró una patente de la firma Telefunken, de manera que también otras empresas pudieron dedicarse a producir radiorreceptores y sus precios bajaron en forma considerable. Posteriormente apareció el llamado “receptor popular”, que los nazis rápidamente identificaron como una eficaz herramienta de propaganda y utilizaron para sus fines.

“La radio debe subordinarse y adherirse a los objetivos que la revolución nacional se ha trazado”, afirmó el ministro de propaganda, Joseph Goebbels, en 1933, en un discurso dirigido a los directores de radio. Escuchar emisoras extranjeras estaba penado por la ley en la época nazi.

La radio tuvo gran impacto en la sociedad alemana en los años 30 del sigo XX.

La radio tuvo gran impacto en la sociedad alemana en los años 30 del sigo XX.

Renacer democrático

Después de la II Guerra Mundial, los aliados occidentales (Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos) resolvieron crear un sistema de radio independiente del Estado, bajo control público, financiado mediante un impuesto especial y organizado de manera descentralizada. La propagación de las ideas democráticas tenía máxima prioridad. Como modelo sirvió la estación británica BBC.

En los años de la postguerra también llegaron a Alemania –sobre todo a través de las emisoras para los soldados de las fuerzas de ocupación- las nuevas tendencias de la música en inglés. Para no perder auditores, también las estaciones alemanas incorporaron esos títulos a su programación.

Alemania cuenta desde 1953 con una emisora para el exterior: la Deutsche Welle (DW). Con los años, los programas se fueron ampliando y se sumaron cada vez más idiomas.

La hora de internet

Entretanto, la radio se escucha sobre todo al andar en auto, al hacer las tareas del hogar o simplemente para relajarse, explica Wolfgang Mühl-Benninghaus, especialista en medios de comunicación de la Universidad Humboldt de Berlín.

Los servicios de streaming, en internet, permiten que los programas de radio de todas las regiones del mundo estén disponibles en cualquier lugar. Las estaciones locales, que emiten su señal por la vía tradicional de las ondas radiales, se enfrentan ahora a nuevos competidores.

Pese a ello, Mühl Benninghaus no cree que la radio, en la forma que conocemos, esté condenada a morir, si se adapta. “El consumidor no se dará por satisfecho con dos o tres radios de alcance nacional”, indica, abogando por una mayor regionalización y una mayor orientación hacia grupos específicos de público.

Enlaces externos