75 años de la Operación Valkiria: ″El golpe contra Hitler tuvo posibilidades de éxito″ | Alemania Hoy | DW | 04.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

75 años de la Operación Valkiria: "El golpe contra Hitler tuvo posibilidades de éxito"

El fallido atentado y posterior golpe contra Hitler el 20 de julio de 1944 es objeto de una exposición en Dresde. DW habló con su curador, Magnus Pahl, de los recientes hallazgos sobre la Operación Valkiria.

DW: ¿Por qué una exposición en 2019 sobre el atentado de Claus von Stauffenberg contra Hitler y el intento de golpe de Estado del 20 de julio de 1944?

Magnus Pahl: Para el Ejército alemán, la Bundeswehr, el 20 de julio y el intento de derrocar a Hitler es un tema  de relevancia atemporal y tiene un significado central para su tradición y sus valores. El 75 aniversario de aquel suceso es la excusa para dedicarle una exposición extraordinaria a este tema, con el fin de recordar la resistencia civil y militar contra el poder criminal e inhumano del régimen nazi. La exposición ha sido concebida sobre la base de los más recientes descubrimientos académicos. El catálogo contiene artículos que presentan nuevos hallazgos sobre el tema.

Al igual que el propio Stauffenberg, muchos de los rebeldes fueron durante años ardientes defensores del régimen nazi. ¿Qué razón los llevó a querer asesinar de repente a Hitler?

Quienes participaron en aquella conspiración contra Hitler se dejaron guiar por diferentes motivos personales, políticos y religiosos, pero tenían algo en común: querían derribar un régimen criminal. En el caso de Stauffenberg, como jefe del Estado mayor, y en el de otros oficiales, también entraban en juego razones militares. Tras la demoledora derrota en Stalingrado y el norte de África, estos oficiales pensaban que la estrategia bélica de Hitler conduciría a Alemania al abismo.

Hitler sobrevivió al atentado con bomba del 20 de julio y resultó solo levemente herido. A partir de ese momento ¿tuvo la llamada Operación Valkiria alguna posibilidad de éxito?

Era muy importante que Hitler resultara muerto, esa era la condición para que triunfara el golpe de Estado. Los soldados de la Wehrmacht, el entonces Ejército alemán, habían jurado lealtad a Hitler. Si Hitler hubiera muerto, se hubieran sentido libres de su juramento y se hubiera allanado el camino para derrocar al Gobierno. Los rebeldes, por su parte, carecían de suficientes oficiales de confianza para el golpe. Las investigaciones más recientes consideran, sin embargo, que la conspiración tuvo ciertas posibilidades de éxito. Naturalmente eso es algo que no se puede juzgar de forma exacta a posteriori, pero hay varios indicadores que sugieren que pudo haber triunfado. 

Filmstill Operation Walküre – Das Stauffenberg-Attentat Originaltitel: Valkyrie

Escena de la película "Operación Valkiria", con Tom Cruise en el papel de Claus von Stauffenberg.

Tras la guerra, se acusó a los conspiradores de haber actuado por puro oportunismo, es decir, que el complot fue obra de algunos militares que quisieron salvar su honor –y su cabeza-, cuando estaba claro que perderían la guerra.

Por supuesto, la propaganda nazi trató de restar valor a la conspiración. El propio Hitler fijó la línea a seguir: los conspiradores fueron solo una pequeña pandilla de "oficiales tontos, ambiciosos, despiadados y criminales”. Hoy sabemos que en la preparación y ejecución del 20 de julio hubo más de 200 civiles y militares involucrados. Sin embargo, la imagen de la "pequeña pandilla de criminales” pervivió. A pesar de la derrota total, muchos alemanes todavía abducidos por el Tercer Reich siguieron considerando como "traidores” a los conspiradores del 20 de julio. Aquí se aprecia cómo la intensa propaganda durante los meses anteriores al final de la guerra siguió funcionando en la memoria colectiva de los alemanes. 

Hoy día se celebra como héroes a Stauffenberg y el resto de conspiradores. ¿Cuándo tuvo lugar ese cambio de percepción entre los alemanes?

Eso no puede precisarse con exactitud. Lo que sí es seguro es que la imagen de traidores de Stauffenberg y los demás rebeldes se ha mantenido largo tiempo en gran parte de la población. En los círculos de extrema derecha, en parte sigue presente. Desde el principio hubo una fijación contra Stauffenberg, sobre todo porque él mismo fue quien llevó a cabo el atentado. La opinión pública es menos consciente de que, además, fue él quien planeó el intento de golpe de Estado y participó en la ejecución de la Operación Valkiria en Berlín. 75 años después, el 20 de julio supone un recordatorio de la importancia de luchar por el derecho y la libertad. Naturalmente, en la mente de los conspiradores no estaba lograr una sociedad plural según los cánones de hoy. Pero su proceder puede entenderse dentro de los actuales modelos de pensamiento como una lucha por el derecho y la libertad, dos elementos nucleares de una cultura democrática.

Magnus Pahl es historiador y oficial en reserva de la Bundeswehr. Es además el curador de la exposición "'Adolf Hitler está muerto'. El atentado y el intento de golpe de Estado del 20 de julio de 1944”, que se exhibe en el Museo de Historia Militar de Dresde. Puede visitarse entre el 5 de julio y el 3 de diciembre de 2019.

(ms/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda