100 días de AMLO en México: un balance claroscuro | México en DW | DW | 08.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

México

100 días de AMLO en México: un balance claroscuro

En sus primeros cien días de gobierno, Andrés Manuel López Obrador ha marcado un nuevo estilo. La población lo adora, pero expertos ven señales de alerta.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO, como se le conoce en México) cumple 100 días como presidente de México. Según encuestas de Consulta Mitofsky, México se rinde a los pies de su mandatario y de su "Cuarta Transformación", proyecto de izquierda nacionalista. Los primeros tres meses de gobierno están considerados como un "plazo de gracia", en los cuales los jefes de Estado regularmente aún gozan de buena popularidad. Sus antecesores usaron este plazo para marcar su propio sello. El conservador Felipe Calderón introdujo la llamada "Guerra contra las drogas"; Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) pactó con la oposición de entonces reformas constitucionales como la apertura del sector energético y una reforma educativa.

Por su parte, López Obrador brilla, sobre todo, en cuanto a la comunicación, dice a DW la periodista mexicana Ivonne Melgar: "Hay una palabra presidencial muy poderosa, es un fenómeno de comunicación política sin precedentes. En su base social es efectiva su comunicación simplista, maniquea. Tiene la premisa de que todo lo hecho en los últimos 30 años no sirve. Cuenta con una maquinaria de propaganda que sabe sacarle provecho a las nuevas tecnologías en redes sociales."

En sus conferencias de todos los días, por la mañana, él determina la agenda diaria. Cuando los lectores abren los periódicos con el análisis del día anterior, López Obrador ya ha colocado nuevos acentos políticos. A un tema le sigue pronto el próximo: el accidente de un tren con migrantes en la Península de Yucatán es sustituido por el debate sobre refugios para mujeres, y éste, por los nombramientos en la Suprema Corte de Justicia.

Pipas en vez de oleoductos: el combate al huachicoleo. (Archivo)

Pipas en vez de oleoductos: el combate al "huachicoleo". (Archivo)

Dureza sorprendente

A muchos les sorprende también la dureza del nuevo presidente contra la mafia de ladrones de combustible, conocida como "huachicoleros". Por dicha estrategia, López Obrador recibió su primera amenaza de muerte. Esos grupos criminales se apropiaban de cerca de una tercera parte de la producción del consorcio estatal Pemex. López Obrador despidió a funcionarios corruptos y depositó en los militares el control de algunas instalaciones. Con eso se logró un ahorro de hasta 2.500 millones de dólares, según él. Que ahora el petróleo sea transportado en pipas en vez de oleoductos –lo que produjo una crisis de desabasto a principios de este año- y que la adjudicación de esos lucrativos contratos fuera directa, y no por concurso, apenas impactó el consciente colectivo.

Pero esto preocupa a algunos expertos. Según una investigación de la ONG "México Evalúa", 31 programas sociales para sectores vulnerables (incluidas guarderías infantiles) fueron recortados del presupuesto y sustituidos por otros 20 programas directamente subordinados al presidente. 19 de estos programas funcionan bajo reglas poco claras, y consisten sobre todo en apoyos directos. "365 mil millones de pesos, ¿para el bienestar o para las nuevas clientelas del partido en el poder?", pregunta la directora de la ONG, Edna Jaime, en el periódico El Financiero.

El combate al crimen organizado no ha dado grandes frutos en la era AMLO. (Archivo)

El combate al crimen organizado no ha dado grandes frutos en la era AMLO. (Archivo)

No hay avances contra el narcotráfico

En el frente de la Guerra contra las drogas, hay pocas novedades. Violencia y asesinatos permanecen a la orden del día. Desde que López Obrador tomó el poder, cinco periodistas han sido asesinados. De la estrategia de seguridad basada en componentes preventivos, no hay mucho a la vista, critica Catalina Pérez Correa, del think tank Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Gracias a un frente opositor en el Congreso, la recién creada Guardia Nacional para combatir a la criminalidad no estará sometida a un mando militar, como originalmente se había planteado. "Desde la investigación hasta la detención, el ejercito estará facultado también para intervenir comunicaciones", dice Pérez Correa. "Según la ley, esto es transitorio mientras se da capacitación a los policías, pero por las señales que ha dado AMLO es un cheque en blanco, sin ningún tipo de control. Ya van cinco años sin que se entregue un informe sobre cuántos civiles han muerto a manos de las Fuerzas Armadas."

En cuanto al estado de derecho, "hay un retroceso en transparencia y rendición de cuentas. No hay un fiscal independiente, y en la terna para la Corte Suprema, todos son muy cercanos al presidente." Así, la lucha de muchos años por una mayor transparencia e independencia parece perdida, y López Obrador le ha declarado la guerra a la sociedad civil.

La periodista Ivonne Melgar considera que detrás del control de la justicia hay un cálculo político. "Con la amnistía, y al no aplicar seriamente una depuración, se vuelve moneda de cambio la impunidad. El mensaje es que los personajes de dudosa reputación en la política y el empresariado serán perdonados si se someten a él."

López Obrador ha depositado grandes facultades en el Ejército. (Archivo)

López Obrador ha depositado grandes facultades en el Ejército. (Archivo)

Esperanza de crecimiento

En cuanto a lo económico, encuestas indican que los mexicanos tienen un optimismo como el que no habían tenido desde hace mucho tiempo. Pero empresarios y agencias calificadoras muestran escepticismo. López Obrador prometió un crecimiento del 4%, pero los bancos consideran que menos de 2% es una cifra realista.

"Hemos visto mayor incertidumbre en la economía mexicana. En otros años hubo ganancias mucho mayores en estos primeros cien días. No hablamos de crisis ni pesimismo, pero notamos nerviosismo en los inversionistas sobre el modelo económico y las políticas que implementara esta administración", dice Gabriela Siller, economista jefa del grupo financiero Banco Base. 

El que votantes y expertos difieran tanto obedece a razones psicológicas, dice el economista Luis Rubio: "Quizá la clave que separa a las dos cohortes –los que están llenos de esperanza y los que ven el futuro con preocupación, si no es que temor- es la vinculación casi religiosa que existe entre una parte del primer grupo con el presidente, frente al intento que realiza el segundo grupo para explicarse, de manera racional y analítica, algo cuya característica central es precisamente la de no estar fundamentado en consideraciones racionales", escribió Rubio en el diario Reforma. "Las expectativas pueden ser manipuladas por un buen rato, encontrando nuevos chivos expiatorios cada vez que se atora el carro, pero lo que cuenta, al final del día, es una mejoría sensible en los niveles de vida."

(el/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

 

DW recomienda