Ébola: Toque de queda en Sierra Leona | El Mundo | DW | 18.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ébola: Toque de queda en Sierra Leona

Sierra Leona ha decretado a partir de este viernes y hasta el domingo un toque de queda para todos los ciudadanos en el marco de la lucha contra la epidemia del ébola, informó hoy el periódico local "Concord Times".

Durante los tres días de toque de queda, unos 21.000 trabajadores sanitarios irán de casa en casa para informar a la población sobre las medidas de prevención y detectar posibles casos de contagio. También tienen la tarea de repartir 1,5 millones de piezas de jabón.

El jefe del Centro de Operaciones de Emergencia Sanitaria de Sierra Leona, Steven Gaojia, admitió que llevará tiempo vencer la epidemia del ébola. "La situación probablemente se agravará antes de que empiece a mejorar. Por eso, el toque de queda de tres días está concebido como una medida meramente psicológica y educativa", explicó el funcionario.

Crítica de Médicos sin Fronteras

La organización Médicos sin Fronteras criticó la operación sanitaria del gobierno de Sierra Leona, advirtiendo que los toques de queda y las cuarentenas pueden inducir a la gente a ocultar casos potenciales de ébola, lo que daría lugar a una mayor propagación de la enfermedad.

Además, según Médicos sin Fronteras, se necesita personal sanitario con mucha experiencia para poder detectar a personas con síntomas de la enfermedad en una acción casa por casa. "Sin embargo, lo más importante es esto: incluso si se logra identificar a potenciales pacientes, no habrá suficientes centros para el tratamiento del ébola que puedan ocuparse de ellos", explicó Médicos sin Fronteras. Por su parte, la organización no gubernamental alemana Agro Acción advirtió de que existe el peligro de que en marzo surja una grave hambruna como consecuencia de la epidemia.

Resolución del Parlamento Europeo

Entretanto, el pleno del Parlamento Europeo (PE) pidió hoy a la comunidad internacional que desempeñe "un mayor papel" para luchar contra el brote de Ébola, pues plantea "un desafío a la seguridad mundial".

En una resolución conjunta de los grupos de la Eurocámara, los eurodiputados condenaron la pérdida de vidas humanas en las regiones devastadas por el brote y señalaron que "aunque los países africanos deben también asumir su parte de responsabilidad", la comunidad internacional debe mantener su apoyo pues "no es un problema únicamente de África Occidental sino de alcance mundial".

Los eurodiputados también reclamaron al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que, junto con los países afectados, estudie la posibilidad de utilizar fuerzas de defensa civil y militares, bajo la dirección del secretario general y supeditadas a la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

ER (dpa, efe)

Publicidad