África está gastando más en armas, a pesar de la pandemia | El Mundo | DW | 05.09.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

África está gastando más en armas, a pesar de la pandemia

Varios países africanos están aumentando su gasto militar. La inestable situación de seguridad interna y la amenaza del terrorismo islámico, nacional y transnacional son algunas de las causas.

Un soldado de Burundí sostiene una metralleta

Los países africanos incrementan las compras de armas debido a la amenaza del terrorismo islámico y la inestabilidad interna

Nigeria está cada vez más preocupada por su seguridad interna, por lo que su Gobierno se fue de compras de armas a China. Ya en la primavera de 2020, el gobierno había encargado 15 vehículos militares chinos para modernizar las fuerzas armadas nigerianas. Nigeriagastó más en armamento en 2021 que cualquier otro país delÁfrica subsahariana. El instituto de investigación para la paz con sede en Estocolmo, SIPRI, registró un gasto en defensa de 4.500 millones de dólares para Nigeria en 2021, un enorme crecimiento de un 56% más que el año anterior.

Este año, el gobierno de Abuja está gastando aún más dinero, según Global Firepower, el Índice Global de Capacidad de los Ejércitos Nacionales (GFP). Este índice observa los gastos militares de 142 países y cuenta más de 50 criterios. Según esto, Nigeria invertirá el equivalente a otros 5.900 millones de dólares estadounidenses en sus Fuerzas Armadas en 2022. Esta cifra la sitúa muy por delante de Sudáfrica, que ocupa el segundo lugar, con 2.900 millones, y de Kenia, con algo menos de 1.200 millones de dólares.

Muchos países africanos aumentan el gasto militar

En general, los países africanos aumentaron su gasto militar el año pasado, a pesar de la crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, afirma Darren Olivier, director de African Defence Review.

Según el SIPRI, el gasto en toda África aumentó un 1,2% en 2021 en comparación con 2020, o sea 39.700 millones de dólares en equipamiento militar. De esta suma, una buena mitad, unos 20.100 millones de dólares, se destinó a los países del sur del Sahara, con Nigeria a la cabeza.

Sin embargo, las cifras absolutas solo tienen una importancia limitada cuando se trata de presupuestos militares. "Las cifras deben medirse siempre en relación con el tamaño de la economía", señala Judy Smith-Höhn, directora del Tutwa Consulting Group en Sudáfrica. Por ejemplo, la pequeña Botsuana gastó el 2,9% de su producto interior bruto en defensa en 2021, según el SIPRI. En Sudáfrica, según el presupuesto actual de 2022/23 para defensa, es solo del 0,7%, según ha calculado Darren Olivier, de la revista African Defence Review. El Instituto SIPRI sitúa la media mundial para 2021 en el 2,2% del producto interior bruto.

Tensiones entre Kenia y Somalia, además de la milicia terrorista Al-Shabaab

Los disturbios y la violencia estallan una y otra vez debido a los brutales ataques de la milicia terrorista islamista Boko Haram, que lucha por un estado islámico en el noreste de Nigeria desde 2009. Hace unos días, Ali Ndume, presidente de la comisión del ejército del Senado, pidió que se declarara el estado de emergencia. El ejército nigeriano carece de fondos y personal suficiente para luchar contra la creciente inseguridad en Nigeria, dijo el senador.

Los atentados terroristas también son una amenaza en África Oriental: la tensa relación entre Kenia y la vecina Somalia ha llevado a Kenia a fortalecer sus Fuerzas Armadas en las dos últimas décadas. Según Olivier, otro de los motivos del mayor gasto militar es la milicia terrorista Al-Shabaab en la vecina Somalia: Kenia forma parte de una misión militar africana en el país vecino desde 2011 y tiene tropas estacionadas en la región fronteriza de Jubalandia.

Sudáfrica: salarios elevados para los soldados

Pero no todos pueden financiar un ejército al mismo nivel con las mismas sumas. Sudáfrica tiene unos costos laborales comparativamente elevados. "En promedio, un soldado cuesta dos o tres veces más que uno en Nigeria”; precisa Olivier. El país tiene además, un espacio aéreo enorme y una frontera terrestre y marítima de muchos miles de kilómetros. Esto requiere el uso de una amplia gama de sistemas de alta tecnología.

"Sudáfrica ha desempeñado un papel clave en este sentido durante años en los países vecinos, como Mozambique, y es uno de los países que aporta un mayor contingente de tropas a las misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas", afirma Judy Smith-Höhn. Aun así, Sudáfrica ha reducido su presupuesto militar en un 14 por ciento.

(jov/er)