1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Zuma cede a protestas y revoca alza de tasas universitarias

El presidente de Sudáfrica informó que el incremento del 10 por ciento previsto para las matrículas quedará sin efecto. Miles de jóvenes habían reclamado por la medida.

Presionado por las multitudinarias protestas estudiantiles, finalmente este viernes (23.10.2015) el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, anunció que el alza del 10 por ciento prevista para las matrículas universitarias del año 2016 quedará sin efecto. La decisión fue adoptada durante una reunión con representantes de los estudiantes y las autoridades universitarias. El alza había desatado manifestaciones en todo el país, incluidos los alrededores de la sede de gobierno y el Parlamento.

“Hemos acordado que habrá un incremento del cero por ciento en las tasas universitarias para el curso que viene”, declaró Zuma en un discurso a la nación. “El gobierno entiende los desafíos a los que se enfrentan los universitarios de familias pobres”, agregó el mandatario, quien señaló que un equipo de trabajo especialmente nombrado para la ocasión abordará otros problemas planteados por los estudiantes, como el racismo en las universidades o sus demandas para una educación superior gratuita.

Zuma tomó la palabra en la sede del Gobierno en Pretoria, conocida como Union Buildings, instantes después de que algunos de los miles de estudiantes concentrados ante el palacio trataran de sobrepasar el cordón policial y acercarse al edificio y lanzaran piedras a los agentes, que respondieron con gas lacrimógeno y granadas de aturdimiento. Los manifestantes también derribaron una barrera de seguridad y quemaron unos baños portátiles instalados en el lugar.

Falta de oportunidades

Las protestas comenzaron la semana pasada en la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo, y se extendieron después a todos los centros de educación superior del país, que han suspendido las clases y retrasarán la fecha de los exámenes. Las demandas de los universitarios fueron secundadas por buena parte de los profesores, en la que supone la mayor movilización estudiantil en Sudáfrica desde la caída del régimen segregacionista del “apartheid” en 1994.

Los estudiantes argumentaban que el alza haría más difícil que las familias más pobres, generalmente negras, pudieran enviar a sus hijos a cursar estudios superiores. Esto desató manifestaciones que se vieron alimentadas por una frustración generalizada por la falta de oportunidades para los jóvenes, situación que no ha mejorado sustancialmente desde el fin del apartheid, hace 21 años. A eso se suma una economía frágil y unas enormes cifras de desempleo.

DZC (EFE, Reuters, AFP)


DW recomienda